Manuel Corao: Ciento doce reyes magos

 

thumbnailmanuelcoraoJun2015Para la mayoría de venezolanos el triunfo de la oposición en las pasadas elecciones representa la reivindicación de viejos anhelos y eternas penas.

La apreciación de tales deseos es el amor por sus seres que antes les rodeaban, con quienes siempre compartieron. A la distancia esa tierra y familiares que jamás olvidan esperan ansiosos algún día volver abrazar.

El dolor de padres e hijos por la obligada ausencia bien justifica cualquier iniciativa por disipar tal sufrimiento. Hoy ellos confían en convertir la diáspora en un caminar de regreso a la patria para transitar libremente los espacios que les son comunes con la seguridad y no la incertidumbre de poder volver cuando lo deseen; ojala sea para no reiterar la partida.

A juzgar por las últimas actuaciones y declaraciones de Nicolás Maduro, su retórica continuará por el mismo sendero; la destrucción de Venezuela como nación independiente para convertirla en territorio dominado por otras latitudes donde el actual mandador cual tiranuelo se convierta en gendarme de sus amos.

Sin pueblo que lo respalden ni Fuerzas Armadas que lo apoyen su ausencia es inevitable. El país que gozaba de los ingresos petroleros hoy vive en la miseria . Ha quedado demostrado; los mandatarios comunistas Chávez y Maduro entre corruptelas y regalos a países de incierta existencia demócrata vaciaron las alforjas fiscales.

El sentimiento pro referéndum revocatorio del mandato actual es generalizado. Si la Asamblea Nacional no toma esa iniciativa; el primero que pegue un grito en la Plaza Bolívar de cualquier ciudad para reunir firmas en tal sentido será seguido por miles.

Es tal la desventura del colombiano que insiste en un modelo totalmente fracasado. En vez de dialogar para lograr arribar al final de su mandato, la reciente designación de ministros demuestra ser preso de su ignorancia y fracaso.

Venezuela no puede seguir como está; con la restitución de las libertades, los procesos de paz y la debida administración de justicia, se encamina hacia el progreso con la nueva directiva del poder legislativo y el apoyo de naciones libres.

Es tal el estado calamitoso de la actual gestión gubernamental que pudimos observar el fallido llamado en cadena nacional para acordonar las instalaciones de la Asamblea Nacional.

A pesar del poder comunicacional del monopolio de pantalla y audio; la convocatoria fracasó al solo acudir los grupos mercenarios.

Como antecedente, la marcha roja, rojita
convocada para el día 5 de enero para dirigirse a Miraflores, en los puntos de concentración de la popular barriada 23 de enero y la Plaza O’leary de la urbanización Paraíso en Caracas se reunieron muy pocos. Tal fue la situación que fue suspendida la caminata.

A los comunistas solo les queda hacer bulla con el Tribunal Supremo de Justicia. Esta patraña les durará muy poco ya que se impondrá el pueblo.

Jurisconsultas indagados coinciden que la directiva legislativa se basó en el texto magno para decidir la incorporación de los diputados de Amazonas, como la representación indígena del sur. Este legajo indica en el numeral 20 del artículo 185 que es función de la Asamblea calificar sus integrantes. El contenido no contempla en tal tarea la intervención por vía alguna de otras instituciones.

Ello demuestra la condición de poder originario de la Asamblea Nacional al reunir en su seno permanentemente a los representantes del pueblo. Solo este ente designa, juramenta,
supervisa, investiga y como consecuencia destituye o revoca.

La materia económica hay que tenerla en consideración de cara al 2016. Para el diputado por el Distrito Capital José Guerra, el larguirucho mandatario se esta auto destruyendo y el país corre el riesgo de incumplir obligaciones internacionales.

Para esgrimir tal afirmación explica que la constante baja del precio del petróleo, la considerable caída de las reservas monetarias y el cada vez mas limitado acceso al financiamiento externo y chino, hace inviable la conducción de la nacionalidad bajo el esquema actual. Como muy grave vislumbra la
situación al afirmar que el gobierno carece de divisas para importar alimentos y medicinas.

Todo lo anteriormente indicado marca al alza la inflación y aumenta dramáticamente el desabastecimiento.

El reto inmediato de la nueva Asamblea Nacional es la presentación de anteproyectos de ley referentes a la amnistía de los presos políticos y los exilados; ley para otorgarles título de propiedad a los habitantes de la Gran Misión Vivienda; ley para extender el cesta ticket de alimentación y medicinas a todos los jubilados y pensionados; ley de fomento de la producción nacional; y modificación de la ley del Banco Central.

Los diputados requieren apoyo de quienes los escogieron. Que nunca mas nadie exprese ser apolítico, es nuestro deber ser militantes todos los días. El presente y futuro depende de todos los venezolanos; que nadie falle.