Cabello presionó para dirigir ministerio de la Defensa pero tuvo rechazo militar

(foto Reuters)
(foto Reuters)

El gran perdedor del cambio de Gobierno anunciado el miércoles por el presidente venezolano, Nicolás Maduro, ha sido Diosdado Cabello, número dos del país hasta hace apenas un mes y ahora reducido a la condición de simple diputado. Cabello mantiene su cargo de vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), pero se ha quedado sin ningún puesto institucional o ejecutivo. No solo ha tenido que dejar la presidencia de la Asamblea Nacional, ahora controlada por la oposición, sino que además ha visto frustrado su intento de entrar en el Gobierno como titular de Defensa. La pérdida de poder de Cabello es clara: su hermano José David ha dejado el Ministerio de Industria.

Por EMILI J. BLASCO / Abc de España

Hasta el mismo día de la constitución de la Nueva Asamblea Cabello estuvo presionando para desplazar al ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, y ser nombrado él al frente de la Fuerza Armada Nacional, según desvelan fuentes vinculadas con el Alto Mando. Sin embargo, el rechazo de buena parte de la cúpula militar a que Cabello o incluso alguien puesto por él –se barajó el nombre del comandante del Ejército, el general Juan deJesús García Toussaintt– dirigiera Defensa aconsejó a Maduro dejar a Padrino en su puesto. Como había ocurrido el 6 de diciembre en la jornada electoral, cuando Padrino se enfrentó directamente a Cabello por la intención de este de alentar desórdenes callejeros, ambos volvieron a tener una fuerte discusión antes de la constitución de la Asamblea Nacional al oponerse de nuevo el ministro de Defensa a que diversos grupos promovieran violencia.

Sin el relevante puesto institucional que antes tenía y sin una cartera ministerial de la importancia de Defensa, Cabello queda en una situación especialmente vulnerable frente a la investigación abierta sobre él en Estados Unidos por narcotráfico. Una de las personas que han colaborado en la reunión de información contra Cabello sugiere que la presentación de una acusación formal quedó pendiente de la aprobación de la fiscal general, Loretta Lynch. Ahora que Cabello ya no es un alto cargo de Venezuela la causa podría seguir su curso, al no tener que cuidar ciertos procedimientos diplomáticos. Algunos medios hablan de una decisiva reunión en Nueva York a comienzos de la próxima semana.

La pérdida de poder de Cabello también queda en evidencia con la salida de su hermano, José David Cabello, conocido como el Mocho, del Ministerio de Industria. En el Gobierno permanece la mujer de Diosdado, Marleny Contreras, quien hace menos de un año fue nombrada titular de Turismo, pero se trata de un puesto menor.

Para leer la nota completa pulse Aquí