Al menos 6.800 efectivos acompañarán a la población en la procesión de la Divina Pastora

(foto Ángel Zambrano)
(foto Ángel Zambrano)

La mañana de ayer dieron inicio a la tercera y última fase del operativo de seguridad de la Divina Pastora, el cual contará con la participación de 6.800 funcionarios de diversos cuerpos de seguridad del estado, quienes acompañarán a la población que acuda a la procesión 160 de la Virgen. Son siete kilómetros de recorrido mariano. Así lo reseña elimpulso.com / Karina Peraza Rodríguez

Erick Valles, secretario general de Gobierno del estado Lara, indicó que la primera fase consta de la seguridad dentro del pueblo de Santa Rosa hasta la entrada. La segunda abarca la periferia y la tercera el recorrido. “El día de ayer (martes), nos reunimos con la gente de la Zona de Defensa Integral (ZODI) de Lara y ellos participarán con la cantidad de 5.060 efectivos, entre integrantes de las Fuerzas Armadas Nacionales (FAN), Policía Municipal de Iribarren (PMI), Bomberos de Iribarren y Palavecino. Nosotros tendremos 1.740, entre Polilaras, funcionarios de Protección Civil (PC), Servicio de Emergencia 171 y prefectura”, destacó Valles.

El secretario general de Gobierno manifestó que los funcionarios estarán al servicio de toda la población y espera que la procesión 160 de la Divina Pastora transcurra en sana paz.

Cero alcohol y armas

Edilberto León, director de Seguridad y Orden Público del estado Lara, manifestó que para esta fecha, desde la Gobernación, se emitió un decreto el cual entró en vigencia desde el día de ayer y hasta horas del mediodía del 15 de enero, el cual tendrá vigencia dentro de Iribarren, específicamente en las parroquias Santa Rosa, Catedral, Unión, Concepción y se extiende hasta el municipio Palavecino. Contempla que no está permitido el porte de armas, además de la venta de bebidas alcohólicas, el uso de paraguas, bicicletas dentro de la procesión, así mismo uso de motos, patinetas y presencia de animales.

También está prohibida la propaganda política, porque es un acto religioso.

La circulación del trasporte pesado no podrá ser por la ciudad; podrán optar por las vías alternas como la avenida Circunvalación.

León manifestó que tendrán 12 rutas de evacuación por si algo ocurriese, en las cuales está prohibido estacionarse. A través de las redes sociales de la Gobernación del estado, se comunicará esta información a la ciudadanía.

Destacó que el resto de la población larense estará resguardada por los funcionarios de Polilara que no dejarán de cumplir con sus labores diarias.

Atención médica garantizada

Con doce puestos de atención médica contará la procesión de la Virgen. Los mismos estarán distribuidos de la siguiente forma: cuatro entre Santa Rosa y la avenida Lara, uno en la avenida Morán y seis desde La Morán hasta la Catedral, informó Ruy Medina, director de Salud del estado Lara.

Así mismo estarán habilitados los ambulatorios de Santa Rosa y el de la Macario Yépez, además de dos clínicas móviles ubicadas en Santa Rosa y la Catedral. En cada puesto estarán disponibles tres médicos y cuatro enfermeras, así como seis ambulancias. De igual forma en el Hospital Central Antonio María Pineda, estará de guardia un grupo de 30 médicos.

El director de Salud del estado Lara, manifestó que la idea es que las personas que se sientan mal en la procesión sean atendidas en el lugar y no sea necesaria que se trasladen a un centro asistencial a menos que así lo amerite.

Medina comentó la importancia de ir bien desayunados y además hidratarse durante la procesión, pues la caminata es larga.

Así mismo recomendó ir en ropa deportiva, identificar a los niños, con su nombre y un número telefónico.