El Nuevo Herald: Sistema de salud venezolano en etapa terminal

 

Los medicamentos para el cáncer y para diálisis también son escasos. Los más afectados son los pacientes de bajos recursos. LESLIE MAZOCH ASSOCIATED PRESS
Los medicamentos para el cáncer y para diálisis también son escasos. Los más afectados son los pacientes de bajos recursos. LESLIE MAZOCH ASSOCIATED PRESS

Era motivo de alegría para Emilio Piña, un obrero humilde que postrado en una cama de hospital en San Cristóbal, estado Táchira, esperaba lo que en cualquier otro país no hubiese sido un problema pero que en la Venezuela actual de aguda escasez requería de un milagro, publica El Nuevo Herald.

ANTONIO MARÍA DELGADO
[email protected]

“Estaba muy contento porque le habían dicho que le habían encontrado un catéter de hemodiálisis y que ahora, posiblemente el lunes o el martes, le aplicarían la diálisis”, narró César Rosales, un proveedor de equipos médicos que por varios días trató infructuosamente de conseguirle el pequeño dispositivo, de costo menor a los tres dólares.

hospital-nuevoherald
Un paciente en la sala de emergencia del Centro Médico de Caracas, que también enfrenta una gran escasez de equipos e insumos. Ariana Cubillos AP

Clientes compran medicamentos en una farmacia de Caracas. Las personas con frecuencia tienen que recorrer hasta ocho farmacias para encontrar el medicamento recetado.
Clientes compran medicamentos en una farmacia de Caracas. Las personas con frecuencia tienen que recorrer hasta ocho farmacias para encontrar el medicamento recetado. MIGUEL GUTIaâRREZ EFE
Y la situación no podía ser más apremiante. Piña, cuyo cuerpo ya estaba hinchado, llevaba 20 días sin ser sometido al crucial procedimiento. Rosales, quien ya se había encariñado con su cliente, fue a verle al centro de asistencia el día que se lo colocarían. Encontró a la esposa justo cuando el médico salía al pasillo.

“No aguantó… Lo perdimos”, dijo estoicamente el galeno.

Tragedias como estas se han vuelto comunes en Venezuela, donde el colapso económico está condenando a morir a cientos de pacientes que no están consiguiendo las medicinas o los dispositivos que necesitan para seguir viviendo.

Particularmente vulnerables son aquellos que padecen de enfermedades crónicas y requieren de tratamientos permanentes como la diabetes o la hipertensión, mientras que aquellos que requieren de procedimientos de urgencia o para tratar enfermedades de gravedad, como el cáncer, frecuentemente se ven obligados a postergarlos por falta de insumos.

“Estamos en una situación sumamente grave. Esto se ha agudizado muchísimo”, advirtió desde Caracas Freddy Ceballos, Presidente de la Federación Farmacéutica Venezolana.

“Es impresionante las fallas que tenemos en la disponibilidad de productos de hipertensión arterial, los anticonvulsivantes, los anticonceptivos, los productos para el asma. Es una situación realmente muy crítica”, sostuvo.

Según las declaraciones del Ministro de Salud de Venezuela, Henry Ventura, el abastecimiento de medicinas en el país está garantizado, y califica las versiones de prensa que advierten sobre los problemas de suministro como una campaña terrorista ejecutada a través de algunos medios de comunicación.

Más información en El Nuevo Herald