Paralizada producción de inmunoglobulina y albúmina

Quimbiotec-meses-fabricar-hemoderivados_NACIMA20160113_0110_6

Desde agosto la empresa estatal Quimbiotec, dedicada a la producción de derivados sanguíneos, está paralizada. “La producción no se ha reanudado; vamos para cinco meses sin producir. Quedan solo 3.000 viales de albúmina humana que se están utilizando solo para contingencias. Los inventarios de inmunoglobulina y factor VIII están completamente agotados”, informó Nixon Berríos, representante sindical de la empresa, publica El Nacional.

MARÍA EMILIA JORGE M.
[email protected]

La empresa estatal produce, entre otras, inminuglobulina anti-d, indicada para la incompatibilidad materno-fetal, inmunoglobulina para tratar infección por Hepatitis B, inmunoglobulina antitetánica y factores de coagulación para tratamiento de hemofílicos. La inmunoglobulina-g es utilizada para tratar casos del síndrome Guillain Barré, cuyos casos han aumentado en las últimas semanas.

En agosto los trabajadores protestaron por la lentitud en los trabajos de remodelación que se llevaban a cabo en la empresa, y por la falta de insumos y materia prima. Luego de las manifestaciones, una comisión del Ministerio de Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología, despacho al cual está adscrita Quimbiotec, instaló una mesa de trabajo en la que les ofrecieron un aumento salarial de 90%. “Los trabajos de remodelación terminaron a mediados de noviembre. Ahora están acondicionando las áreas productivas. Hay un arranque de planta, pero no hay un arranque de producción y no tenemos fechas de cuándo suceda. Los insumos y la materia prima no han llegado para garantizar la producción”, aseguró Berríos.

Antes de las vacaciones de Navidad, la presidente de Quimbiotec, Imeria Odreman, informó a sus empleados que estaba haciendo todos los esfuerzos para la adquisición de materia prima e insumos. “Las autoridades pensaron que con el aumento de sueldo se iba a solucionar el problema, pero la situación es crítica. Solo en lo que va de 2016 han renunciado 10 personas altamente calificadas. El año pasado se fueron 100 trabajadores. Cuando intentan contratar gente nueva, no aceptan el trabajo por las malas condiciones laborales”, agrega el representante gremial.

Pide a Jorge Arreaza, nuevo ministro de Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología, que resuelva la crisis: “Mientras no tengamos lotes de medicamentos en la calle no podemos estar tranquilos. Sabemos que hay mucha carencia en los hospitales”.


Más importación. 
Quimbiotec nació en diciembre de 1988. En Venezuela es la única fabricante de derivados de la sangre y una de las cinco empresas similares que hay en América. En 1997 desarrolló la producción industrial de hemoderivados.

“Tuve en mis manos los primeros frascos de albúmina y se los entregué al presidente Rafael Caldera. Me da mucho dolor que la producción esté paralizada desde agosto de 2015, porque fue una organización que llegó a generar hasta un millón de unidades de productos biológicos al año”, indicó José Félix Oletta, ministro de Sanidad entre 1997 y 1999.

Siga leyendo en El Nacional