Johnny Amadeus Cecotto quiere recuperar su carrera

JOHNNY CECOTTO JR SUMA 4 VICTORIAS EN LA GP2 SERIES

A mediados del año pasado, Johnny Amadeus Cecotto presentó a las autoridades deportivas venezolanas una propuesta para cumplir su debut en la Fórmula 1 en las últimas carreras de la temporada 2015, planteamiento que no recibió el respaldo económico que requería, situación que llevó al piloto de 26 años de edad a anunciar su prematuro retiro del automovilismo deportivo.

Sin embargo, pese a la enorme decepción de haber perdido una oportunidad casi irrepetible, Johnny Cecotto Jr y su mánager Emanuele Dall’Oste, han recibido múltiples ofertas para continuar en distintas categorías del automovilismo internacional: desde repetir en la GP2 Series a competir en máquinas Gran Turismo, prototipos e incluso en la estadounidense Indycar, aunque el sueño de arribar a la Fórmula 1 todavía permanece.

Para Dall’Oste, el principal rival que debe enfrentar en este momento su protegido – además de la constante lucha de tratar de conseguir el dinero – es el factor tiempo, porque en su criterio, Cecotto tiene un futuro por delante que debe capitalizar, pero para salvar su carrera deportiva los acuerdos debe firmarlos con suficiente anticipación y no sobre la hora como ha sido una constante en los últimos años.

“Lo que ha sucedido con Johnny en los últimos años nos ha servido de experiencia y debemos mirar hacia adelante – asegura Emanuele Dall’Oste – De nada sirve lamentarse, no es la manera en la que nos gusta trabajar. Hemos demostrado con resultados palpables que cuando contamos con el respaldo mecánico adecuado, le hemos brindado victorias a Venezuela. El año pasado presentamos una propuesta muy seria para participar en cinco válidas de Fórmula 1, era un costo por demás bajo para las cifras que se manejan en la categoría, pero las personas del gobierno que nos atendieron se limitaron a responder que no había suficiente dinero para apoyarlo”.

Para el representante de Cecotto Jr se ha repetido una realidad a lo largo de su trayectoria y ha sido el hecho de nunca haber podido firmar un contrato con suficiente anticipación, por lo que jamás han podido trabajar con la planificación adecuada, algo que en un deporte tan organizado como el automovilismo, resulta partir con una desventaja importante frente a sus rivales.

“En el momento más crítico de todas las negociaciones, cuando Johnny se encontraba realmente al límite, el único que dio la cara fue el viceministro José Alejandro Terán – prosigue Dall’Oste – El sueño de la F1 sigue vivo, pero se ha alejado. Ver hacia el futuro resulta difícil dada la situación por la que atraviesa Venezuela, aunque si apareciera el apoyo financiero, existiría una posibilidad in extremis de volver a tocar las puertas de la máxima categoría. El esfuerzo que ha hecho todo el país es algo que Johnny siempre tiene presente y agradece, como también la alucinante cantidad de mensajes de apoyo que recibió cuando anunció su alejamiento de las pistas. Fueron demostraciones que le dieron mucha energía”.

Al igual que aconteció en los años ochenta con el doble campeón mundial de motociclismo Johnny Cecotto, en la última década su hijo mayor Johnny Amadeus tampoco recibió el respaldo de la principal empresa nacional, Petróleos de Venezuela, una situación que Emanuele Dall’Oste considera que pudiera cambiar si existiese el deseo de sus responsables.

“La familia Cecotto ha sido embajadora de Venezuela en el mundo del motor por más de 4 décadas – afirma Dall’Oste – y en todo ese tiempo, los Cecotto han mantenido como única bandera el defender al país brindándole victorias y satisfacciones. No quiero nunca pensar que a un deportista se le vincule con la política. Si PDVSA ha decidido durante tanto tiempo negarle el patrocinio a Johnny Amadeus Cecotto, hemos respetado esa decisión y nunca hemos hablado mal de ellos, así como de cualquier empresa nacional, tanto privada como del Estado: para Johnny sería un honor el poder contar con el respaldo de PDVSA y ser uno de sus embajadores. Es necesario hacerle ver al mundo que Venezuela puede hacer bien las cosas. En ningún momento hemos propuesto quitar a nadie, simplemente hemos pedido que nos incluyan”.

Maurizio Salvadori recuperó a Johnny Amadeus

Con cuatro triunfos en la antesala de la Fórmula 1, la GP2 Series, Johnny Amadeus Cecotto es el piloto venezolano con la segunda mejor marca de éxitos en la categoría. En 2014, cuando todo parecía perdido al no disponer de ningún tipo de apoyo, el empresario italiano Maurizio Salvadori, propietario del equipo Trident, creyó en él y le confió una de sus máquinas, apuesta que Cecotto retribuyó con el mejor resultado para un integrante de esa escudería en la GP2 Series, al arribar en el quinto lugar, con dos victorias y cinco podios.

“En la temporada 2014 Johnny se encontraba en el tercer lugar del campeonato de GP2 pero se agotaron los fondos – explica Emanuele Dall’Oste – por lo que el equipo Trident no pudo continuar desarrollando el auto y eso nos costó pelear por el título. El respaldo del Ministerio del Deporte llegó muy tarde, cuando faltaban apenas dos carreras para terminar el campeonato.

Entonces el ministro Potro Álvarez afirmó que el deporte a motor no volvería a recibir apoyo de ese organismo, pero Johnny sí lo obtuvo porque siempre demostró que sus cuentas eran claras, incluso mis honorarios estaban precisados”.

El deporte a motor resultó seriamente cuestionado en los últimos años debido a la asignación de divisas de parte del Ministerio del Deporte, controversia que llevó a la suspensión de todos los trámites y que bloqueó la proyección de muchos competidores. La posterior crisis económica por la que atraviesa Venezuela agravó todavía más la situación de aquellos pilotos que como Johnny Cecotto Jr, no quieren ver culminada su trayectoria deportiva.

“Nosotros siempre hemos trabajado con hechos y no vendemos mentiras ni lamentos – concluye el representante de Johnny Amadeus – Hemos mantenido valores que son irrenunciables en la familia Cecotto: jamás hemos cometido algún delito y si han continuado apoyándonos es porque seguimos las reglas y no las quebramos. El deporte a motor cuesta muchísimo, pero el abuso de algunos afectó a un grupo que buscamos siempre competir de manera honesta y eso nos perjudicó de manera determinante. Los distintos responsables de Mindeporte nos apoyaron, ellos hicieron sus investigaciones y comprobaron que nunca transgredimos las normas”.

Durante la campaña 2015, Johnny Amadeus Cecotto tomó parte en media decena de fechas en la antesala de la F1 junto a cuatro escuderías diferentes, aunque sin posibilidad de trabajar de manera regular más allá de un fin de semana, hecho que sumado al discreto nivel de las formaciones le impidieron alcanzar resultados positivos.

Además, la dinastía Cecotto espera asegurar en este 2016 la presencia del menor de sus integrantes, Jonathan Alberto, prospecto de 16 años de edad que apunta a participar en el certamen European Open de Fórmula 3, en lo que será su segunda temporada en el automovilismo tras debutar el año pasado en la Fórmula 4 de Alemania.