Mambrú, de la Guerra a la suspensión de Garantías Económicas

MaduroGral640

 

¡No al Decreto!

En la historia del Conde de Malborough, Inglaterra, John Churchill derrotó a los franceses, estos pensando que John Churchill había muerto, arreglaron una vieja canción árabe, la cual resultó en la famosa canción infantil – y también de cuna-  Mambrú se fue a la Guerra, La canción se hizo tan famosa desde los 1700 hasta hoy teniendo versiones en todos los idiomas. ¿Ahora a que viene esa historia?

Por Alexander Guerrero E. / Economista

En este caso, no es el Conde de Marlborough antepasado directo de Winston Churchill, otro Conde Marlborough, y triunfador en la II Guerra Mundial, sino del Presidente Maduro que regresa de una Guerra donde obtuvo una victoria pírrica, es decir, el quedo solo, sus enemigos todos muertos, para decretar Emergencia en la Economía, o suspensión de las garantías económicas, es decir, para afectar la propiedad privada sobre empresas privadas y todo aquello que el gobierno considere es necesario para proteger al venezolano, y pueda tener sus tres golpes diarios.

Para los efectos, el gobierno quería todo aquello que Mambrú no pudo acabar, dejando solo el sector privado con 25% del PIB, donde están sus propiedades amigo que nos lee, como en la Guerra de Pirro, todo quedo destruido, pero además incremento en 23% el nivel de empobrecimiento, del venezolano. Ahora nos trae un decreto que guarda semejanza con aquel Que pretende el Presidente ahora viene con un Decreto de Emergencia donde camuflajea algunas cosas que estuvieron presentes en el famoso Decreto Dorticos cuando se estatizo la economía privada cubana y se expropiaron empresas extranjeras. Pero veamos primero lo que nos produjo la Guerra de Maduro.

Como llegamos al Decreto de Emergencia Económica.

En plena Guerra, Y aunque el gobierno de Maduro se ha ejercido en medio de una cruel violencia desencadenada por el propio Presidente, actuando no solo como “komissar” de un devastador proceso político, uno tiene que recordar el comienzo de su Guerra, Aquella noche que bajo un mandato inédito y no común para un gobernante ordeno saqueo a una gran tienda de electrodomésticos, mandato que se rego por el todo el país, un saqueo general liderado por sus colectivos de la violencia. Su Guerra fue general además de armas y represión se armó de una forzada legislada habilitación leyes con la cual decreto extremar todos los controles sobre la economía y las libertades económicas, de precios justos, control total sobre importaciones y exportaciones, control; sobre las ganancias, control de inventarios, militarización de todo el sistema económico. ¡Ahora viene por el queso que en la mesa se quedó!

Todo ese esquema represivo exacerbo la hiperinflación, fenómeno que emerge de la monetización masiva del déficit fiscal, generado por sim mismo con acelerado proceso de estatizar la economía para que dependiera del gasto público al mismo tiempo que el ingreso fiscal se venía abajo, primero con la caída de la producción de petroleo por descapitalización de PDVSA que nos dejó en crisis de balanza de pagos en 2012, y posteriormente pro caída de los precios.

Todo ello genera una epidémica escases de todo el bien de primera necesidad, pero también los de segunda, tercera y cuarta, los precios revientan y con ellos el dólar paralelo marca la ruta de una hiperinflación. La violenta represión económica envuelta en leyes, decretos y discrecionalidad del gobierno la completa el cuadro de escasez y racionamiento y con una economía militarizada, provoco una contracción económica que entre 2014 y 2015 acumula una contracción del PIB en 18% y una caída record del per cápita a la tercera parte del ingreso per cápita del 2011.

La presión n o queda solo en lo económico, se extiende a reprimir la protesta popular, en forma de vandalismo de grupos de antisociales o colectivos milicianos mercenarios cuya acción conjunta reprimió sangrientamente comandado por la Guardia Nacional Bolivariana, una fuerza militar que convergió en uso represivo de la fuerza, la tortura y la humillación simulando los movimientos paramilitares de Hitler (SS), Rohm (SA camisas pardas) y Mussolini (camisas negras). por las fuerzas militares y colectivos proveniente del hampa y armados por el propio gobierno, lo cual eventualmente debería discutir la nueva AN para acceder al castigo de quienes.

Gobierno extremó controles: escasez, hiperinflación y severa contracción económica, sus consecuencias

Ello se conjugaba con los controles de la economía y el hambre que ya apareció en las familias más humildes, y que podemos medir sin dificultad en la escasez, racionamiento e hiperinflación, la primera alcanzo el 71% a finales del 2014. La respuesta popular se fue de la calle, pero finalmente se expresó en la derrota que el gobierno sufriría en las elecciones parlamentarias, voto que se lee claramente a un rechazo del gobierno, deslegitimado por su propia represión, pero también por su ineficiencia y carencia de inteligencia y sindéresis para gobernar, el modo, de ingobernabilidad y violencia que Maduro promovió lo asesto una derrota terminal.

El cuadro represivo sobre la economía venia de un hecho simple que la opinión pública se enredó porque el embrujo de los dólares creo una curiosa expectativa en la opinión pública calificada que aseguraba que el gobierno disponía de activos externos suficientes para satisfacer la demanda y el crecimiento.

Los aliados de Mambrú

Alguna banca de inversión entre ellos BofA, Barclays, para nombrar los más militantes, para tranquilizar su clientela tanto foránea como nacional, allegada a los grupos y corporaciones asociadas al Gobierno, llena de riesgo venezolano en miles de millones de bonos respecto del enorme riego que marca Venezuela armo un tarantín respecto a que el gobierno venezolano acumulaba pasivos externos con los cuales la astringente situación financiera mejoraría.

Lo afirmamos en esos dias que estaban mintiendo, y era una farsa publicitaria, los resultados están a la vista, el gobierno para pagar la deuda, redujo los dólares que dijo dirigiría al mercado de divisas SENBCOEX, a tal punto que la venta efectiva de divisas a 6.3 Bs por dólar no llego a 5000 millones de dólares, con importaciones contraídas a niveles de11.000 millones de dólares una caída superior al 50%!!

Pero no era cierto y así lo afirmamos en su debido momento;  sabíamos por una exhaustiva  revisión de los estados financieros de PDVSA y la data de la economía además de estimaciones propias, que el gobierno y PDVSA no poseían activos externos, pese a Barclays y BofA se esforzaban para calmar sus tenedores de bonos t sus carteras propias de bonos venezolanos en publicar tablas de activos externos en manos de la República y PDVSA que no existían, la limpieza era global y la estábamos viendo en colas, hiperinflación y escasez. La limpieza en activos líquidos en dólares era tal que comenzó la venta de la “joyas de la corona” el oro.

El gobierno sin dólares y muchos bolívares: hiperinflación.

En tres años se vendieron 4500 millones de dólares en oro monetario. para pagar la deuda; al igual que reducir las importaciones -2015- a apenas 8400 millones en este año -niveles per cápita los más bajos de la historia económica contemporánea, para complementar el pago por 10.000 MM USD en deuda consolidada y documentada (bonos).

La respuesta a la falsa premisa de un “gobierno no buchón” como lo afirmaban los bancos de inversión, dio la impresión que bancos no se leyeron los estados financieros de PDVSA o cumplían deseos de su vasta clientela de tenedores de bonos venezolanos que entran y sale de la lista fatídica de un default. El otro elemento que no están siendo leído adecuadamente por la opinión publica eran las cuentas del BCV que trataban de esconder la cantidad de dinero base que se imprimía y digitalizaba para monetizar el enorme déficit fiscal que ya remonta para finales de 2015 a 37 % del PIB y que nos anuncia que la hiperinflación del 2016, se doblara en menos tiempo de lo que muchos estiman.

La vorágine hiperinflacionaria no ha podido ser controlada por la escasez y ni el racionamiento por una sencilla razón; la hiperinflación venezolana viene acompañada de escasez del 61 % de los bienes, que ha sido aprovechado por grupos paramilitares del gobierno, en su base política -bachaqueros-, para vender libremente en las calles lo que el gobierno surte bajo precios regulados, pero con racionamiento en los mercados tanto populares como de las clases medias bajas hacia arriba.

El efecto trinquete de los controles: emergencia humanitaria

Maduro extremó los controles y ahora nos encontramos bajo el efecto ratchet, (trinquete) que el desmontaje de los controles inminente y requerido, de acuerdo con que la opinión publica vive del espejismo de los controles los cuales según algunos no puede desmontarse porque la devaluación seria incontrolable, ¡pamplinas fritas! Algunos sectores que devengan ingresos en dólares presionan a la opinión pública, tanto al gobierno como a la oposición porque con el esquema de control de cambio que impulsa al dólar paralelo, muchos podrán comprar a un país barato.

Por cierto, el Presidente Macri recién electo en Argentina, termino las restricciones cambiarias anunciando una reacción de inversionistas que con el libre mercado han comenzado a acercarse a Argentina con lo cual se compensara el impacto de la devaluación que trajo la eliminación de los controles y restricciones cambiarias.

¿Que trae Maduro en el Emergencia Económica?

Nada que no hayamos adelantado en esta oportunidad un lenguaje abstracto que busca suspender las garantías económicas o libertades económicas, con lo cual se pretende el uso de las empresas privadas discrecionalmente para “resolver la escasez, y los males que generan los propios controles. Maduro se revuelca con su Emergencia Económica en sus propios errores cometidos en tres años con el país bajo discrecional poder e intervención de la producción, inventarios, régimen laboral, precios, control de la cadena de la oferta, ganancias, y amenazas de expropiación. Con ello el gobierno claramente exponía su apartheid contra la economía privada. Las consecuencias las pago en las urnas el 6D.

Maduro ahora pide los poderes sobres las libertades económicas si con ellos quiere terminar con lo que dejo su Guerra contra el imperio, contra el venezolano a quien postro en la pobreza y por quien pide los poderes para terminar de destruirlo. Definitivamente e creo que Maduro se venga de la derrota, quiere más poder para acabar con todo, y lo digo responsablemente porque su Guerra acabo con medio país, ahora quiere terminar la faena,

Esperemos que la AN no sancione el decreto y por el contrario decrete un revocatorio para pronto para terminar este camino de horror hacia una emergencia económica y humanitaria causada por las malas políticas, y por el deseo de tomar venganza, quiere repetir en algún sentido el ejemplo de quitarle los taxis a los taxistas a quien él quiso cooptar para su partido, y como no resultó así, pretende halar del mantel o entrar como elefante a una cristalería, el país no aguanta tanta destrucción en tan poco tiempo, deténganlo!!

Como detener esa vorágine de empobrecimiento, creada por Maduro y su gobierno como último chance para retener un poder que se le va de las manos com o el agua entre los dedos. Que hacer: Cual es la agenda nacional para la reconstrucción de lo económico y social

La tarea no son cirugías parciales, se requieren, reformas políticas, ajustes de precios y reformas económicas.

Reformas económicas a realizar o bien modificando la actual legislación o eventualmente en la derogación de alguna legislación que actúa como chaquetas de fuerza legales que han penalizado la actividad económica privada. Estas reformas deben acompañar los ajustes de precios con el objetivo de liberar las fuerzas del aparato productivito que pueda atender la demanda de bienes de primera necesidad; garrote con zanahoria.

Nuestra situación es similar la vivida por Alemania de posguerra en 1948 donde los controles heredados de la Guerra habían causado escasez, racionamiento e inflación. Los controles se eliminaron y las reformas se ejecutaron casi simultáneamente. La normalidad llegó a los mercados alemanes y fue el comienzo del “milagro alemán”.

A este grupo acción política legislativa pertenece los siguientes aspectos de la economía que han venido en los últimos diez años operando como el efecto trinquete (efecto ratchet) sobre la economía nacional que impide el crecimiento sustentable y que la nueva Asamblea Nacional deberá abrir una discusión pública mientras sobreviva el gobierno actual.