Olor a marihuana en una casa destapó red de narcotráfico en Miami

Marihuana_Casa007 JAI

Fue el olor a marihuana lo que ayudó a las autoridades, recientemente, a desmantelar una red de narcotráfico y distribución de estupefacientes en Miami.

Tres hombres fueron detenidos en una redada policial en una casa de Miami el 6 de enero último, y uno de ellos fue posteriormente vinculado a un cuarto individuo acusado en un caso de tráfico de drogas separado, de acuerdo con registros de la corte federal de Miami.

Los arrestos son sólo los más recientes de una serie de redadas por agentes federales y policías locales destinados a capturar a personas involucradas en el tráfico y la distribución de marihuana y otras drogas.

Los arrestos en la residencia en el 1353 de la 29 Terrace del noroeste estaban conectados a otro caso federal en curso en el tribunal federal. Además de las 8.3 libras de marihuana que se encontraron en la casa, los agentes también tropezaron con 413 pastillas de Xanax y más de $4,800 en efectivo. Xanax es un sedante recetado para tratar la ansiedad.

En junio pasado, un encuentro casual entre un informante del gobierno federal y un sospechoso implicado en el tráfico de estupefacientes llevó al descubrimiento de una red de distribución de marihuana hidropónica en el sur de la Florida, de acuerdo con documentos de la Corte Federal en Miami.

Esto condujo al arresto de un joven de 18 años quien supuestamente tenía vínculos con una red de distribución de marihuana potente cultivada en California, Colorado y Oregon, de acuerdo con una denuncia penal presentada en corte por un agente especial del FBI.

El caso en Miami comenzó el 6 de enero, cuando la policía recibió información sobre el olor a marihuana que emanaba de la residencia en el 1353 de la 29 Terrace del noroeste, de acuerdo con una denuncia penal presentada ante el tribunal federal de Miami.

Las autoridades ingresaron a la residencia después de obtener una orden de registro. Encontraron a tres individuos en el interior incluyendo a dos que fueron identificados como Álvaro Ulloa y Edgardo Martínez, según documentos judiciales.

Cuando los agentes comprobaron los antecedentes de los sospechosos, descubrieron que Martínez era un fugitivo federal que figuraba en un caso separado con otro individuo identificado como Michael Vado, acusado de tráfico de drogas y posesión de un arma de fuego, según documentos judiciales. Los registros también muestran que Ulloa y Vado son primos

Una acusación formal contra Vado y Martínez dice que ambos conspiraron para poseer marihuana con la intención de distribuirla, así como posesión de marihuana con intención de distribuirla y posesión de un arma de fuego para llevar a cabo un crimen de tráfico de estupefacientes.

Más información en El Nuevo Herald