Oswaldo Páez-Pumar: La vivienda

thumbnail oswaldo paez-pumarLa propuesta de entregar en propiedad la vivienda a los beneficiarios de la misión del mismo nombre encuentra resistencia. Para Cabello es demagogia y una estafa al pueblo; y para el exministro de Vivienda y Habitat es convertirla en mercancía. El diputado Serrano pide a quienes ocupan las viviendas movilizarse contra el proyecto.

Estas declaraciones son los complementos directo, indirecto y circunstancial del verbo prestar. La supuesta prevalencia del “valor de uso sobre el valor de cambio”, claramente indica que el beneficiario está amarrado. Tiene un préstamo para usar la vivienda y en consecuencia la obligación de devolverla, porque no es suya. Es Giordani diciendo que hay que mantenerlos en la pobreza para que abracen el socialismo.

Son desde luego, la revelación de la estafa y la demagogia que Cabello imputa a los proyectistas de la ley. Anunciaron que les iban a “dar” una vivienda y no se la dieron sino se la prestaron. Dar es entregar, donar, en otras palabras, regalar. Engañaron, no dieron sino prestaron. Estafaron, dicen que es “mi casa bien equipada” y la casa no es de ellos es de otro, es prestada y por lo tanto es del prestamista. No es mía, ni tuya, ni de quienes las ocupan. Son de la revolución que hace demagogia con ellas. Halagan a los supuestos beneficiarios de las viviendas para su propio provecho político, y por eso necesitan tenerles corta la cabuya para poder halarlos si quieren ser hombres libres.

Es por lo tanto explicable la oposición del chavismo-madurismo-cabellismo-socialismo al proyecto de ley, porque corta el cinturón con el cual pretenden tener amarrados a las personas de menores recursos, es decir, a los que son pobres, a quienes dicen querer, pero los quieren pobres.

En estos 17 años de socialismo he aprendido que las imputaciones a los demás que hacen el gobierno, el partido de gobierno, o cualquier vocero del uno o del otro siempre revelan lo que ellos han hecho, están haciendo o se proponen hacer. Por eso las menciones estafa, demagogia, valor de cambio, o mercancía que usan e imputan a los proyectistas de la ley, no son sino la revelación de lo que están haciendo. Sólo que esta vez me han sorprendido y no tengo explicación para lo que se proponen hacer, cuando anuncian que “van a movilizar a los beneficiarios de la misión vivienda contra el proyecto mercantilista de la oposición”. Que tengan suerte, bonne chance, good luck.