Denuncian que está en grave peligro el ecosistema de la Laguna de Tacarigua

Taca 1

“Factores humanos y causas naturales amenazan el equilibrio ecológico del humedal más importante de Miranda, el Parque Nacional Laguna de Tacarigua, cuya comunicación con el mar se ha cerrado, disminuyendo dramáticamente el nivel de agua en la laguna y alterándose el delicado ciclo que permite a las especies su alimentación y reproducción”.

El señalamiento lo hizo el dirigente regional del partido Un Nuevo Tiempo en el Estado Miranda Raúl Raffalli luego de la visita que realizara este domingo 24 de enero a Tacarigua de La Laguna, en compañía de dirigentes de Un Nuevo Tiempo y del experto en conservación ambiental Andrés Rolando.

“Bajo la coordinación de la Diputada al Consejo Legislativo de Miranda Clara Mirabal, se ha conformado una comisión de apoyo a la comunidad de Tacarigua de la Laguna y a los pescadores del Estado Miranda que tradicionalmente han explotado el generoso producto de esta zona costera, con el fin de levantar información precisa sobre la situación que afecta el ciclo natural de la Laguna de Tacarigua, y que hoy amenaza la subsistencia de cientos de familias que ancestralmente se han dedicado a la pesca”.

Explicó Rafalli que según información recibida directamente de Felipe Serrano, líder comunitario y vocero de los pescadores de la zona el problema se origina por el cierre prolongado de la comunicación natural entre la laguna y el mar, producto de la sedimentación de la boca de la laguna motivado por la mala ejecución de trabajos de canalización que realizó el antiguo Ministerio del Ambiente.

“También ha afectado esta situación la disminución del caudal de los afluentes de la laguna, tanto por causas naturales como presumiblemente por efectos de la desviación de corrientes de agua hacia fincas, avícolas, e ilegales tomas de agua para uso urbano.

Igualmente expresó que hay preocupación por parte de los pescadores, líderes comunitarios y pobladores de la zona quienes por el efecto que podría tener la construcción de taludes que soportan la nueva Autopista de la Costa, los cuales podrían comprometer el paso natural de los ríos hacia el mar.

Ramón Pino, vocero de las comunidades afectadas señaló, que el problema es complejo pues intervienen muchos factores, sin embargo urge tomar medidas para restablecer el orden ecológico de la laguna.

“Es fundamental plantear con urgencia la ejecución de obras como la apertura de un canal de al menos 25 metros de ancho que permita la comunicación de la laguna con el mar, el dragado de los principales caños y el control de las especies vegetales (manglares) cuyo crecimiento se ha visto alterado por el descenso del nivel de la laguna, que pasó de una profundidad de hasta ocho metros a tan solo un metro”.

Taca 2

Indicó el dirigente de UNT Miranda Raúl Raffalli, que los pescadores de la comunidad le informaron que se ha mermado considerablemente la pesca de especies como Lebranche, Lisa, Robalo, Sábalo, Bagre y Camarón, que constituían la fuente de ingresos de más de 3000 pescadores artesanales del eje de Barlovento y principal actividad económica de Tacarigua de La Laguna, obligándolos a migrar por razones económicas.

“Los pescadores temen además que de mantenerse cerrada la boca de la laguna pueda presentarse en el futuro una tragedia urbana, pues al iniciar un período de lluvias intensas, que suele seguir a las sequías prolongadas, el cierre del cauce natural hacia el mar pueda desviar el agua a través del pueblo, poniendo en riesgo a sus habitantes”.

Finalmente informó que la comisión de Un Nuevo Tiempo Miranda, coordinada por la Diputada Clara Mirabal, se comprometió a trabajar en conjunto con la comunidad de Tacarigua de La Laguna para encontrar soluciones en el menor tiempo posible, adelantándose de inmediato contactos con la Comisión de Ambiente de la Asamblea Nacional, como también con los organismos responsables del tema ambiental a nivel nacional.