Fundación afín a Podemos criticó al Rey Juan Carlos por mandar a callar a Chávez

callamamarracho--620x349

Entre los informes de consultoría que la fundación CEPS, a la que ha pertenecido toda la cúpula de Podemos, realizó para el Gobierno de Hugo Chávez hay uno dedicado a analizar cómo cambiaría la política exterior española en caso de que el PP ganara las elecciones generales de noviembre de 2011, como así ocurrió. Lleva por título “La política exterior española respecto a América Latina y a Venezuela en caso de victoria electoral de la derecha” y está fechado el 17 de agosto de 2011, reseñó el ABC de España.

Por Javier Chicote

Los asesores españoles de Hugo Chávez se muestran muy preocupados porque consideran que el chavismo ha estado mucho más cómodo con José Luis Rodríguez Zapatero de lo que estaría con un Mariano Rajoy que se perfilaba como ganador.

De hecho, a la política exterior socialista apenas le hacen dos reproches. El primero tiene que ver directamente con el Jefe de Estado, entonces el Rey Juan Carlos I, por el famoso episodio del “¡Por qué no te callas!” que el monarca espetó a Hugo Chávez el 10 de noviembre de 2007 en la XVII Cumbre Iberoamericana de jefes de Estado celebrada en Santiago de Chile. Para los politólogos de CEPS, este episodio fue “la difundidísima mediáticamente salida de tono del monarca español”.

Nada dice el informe realizado por la ONG política afín a Podemos por los motivos por los que el Rey mandó callar a Hugo Chávez: el presidente venezolano llamó “fascista” al expresidente español José María Aznar e interrumpía continuamente al entonces presidente José Luis Rodríguez Zapatero, que tenía el turno de palabra. Los analistas de CEPS sostienen que este hecho generó cierta tensión, pero se congratulan de que “la cordialidad y la normalidad marcaron las relaciones de la diplomacia española con América Latina”.

El otro reproche que hace la organización a la que pertenecían Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, entre otros líderes de Podemos, a la política de Zapatero respecto a América Latina es el nombramiento de Trinidad Jiménez como ministra de Asuntos Exteriores: “Sustituyó a Moratinos en Octubre (sic) de 2010, lo que supuso una cierta derechización de la política exterior española hacia América latina (sic)”. CEPS no ve con buenos ojos que “desde que Jiménez dirige la política exterior española la colaboración entre el PSOE y el PP se ha estrechado”. Trinidad Jiménez tiene una visión del Presidente Chávez y de Cuba mucho más acorde con la del PP, lo que podría implicar un apoyo decidido a la oposición, zanjan. Los analistas de esta fundación alertan de los peligros de una vuelta del PP al Gobierno de España, porque este partido tiene una política que identifica la identidad nacional española con la empresa colonial. El informe asegura que la derecha española alimenta “mitos” como “el descubrimiento de América, la Reconquista” y “las glorias de un Imperio en el que no se ponía el Sol”.

Los que hoy dirigen Podemos también critican que el 12 de octubre fuera declarado como fiesta nacional y día de la Hispanidad. Sostienen que «la posible vuelta de los conservadores al Gobierno de España podría ser muy negativa para los proyectos progresistas en la región y sus relaciones con la Unión Europea».