Liberan en Puerto Rico al único preso por fumar marihuana en la isla

MARIHUANA

Las autoridades de Puerto Rico dejaron hoy en libertad a Jeremy Ruiz Tomassini, de 24 años y el único ciudadano que permanecía preso en la isla por consumir marihuana, luego de que este domingo el gobernador de la isla, Alejandro García Padilla, le concediera un indulto condicionado. EFE

Ruiz, que llevaba recluido un año y tres meses en la cárcel Guerrero de Aguadilla, había sido condenado a cuatro años de prisión por fumar marihuana en cercanías a una escuela y pasarle un cigarrillo a otro joven.

Este domingo, el gobernador de la isla había visitado al joven en prisión y le agradeció por “su sinceridad” a través de una foto de ambos publicada en su cuenta de Twitter.

En octubre de 2014, y en pleno debate sobre la despenalización de la marihuana, el encarcelamiento de Ruiz encendió todo tipo de protestas por parte de quienes argumentaban que la pena era desproporcionada y que arruinaría la vida del joven.

Sin embargo, la decisión de dejarlo en libertad fue bien recibida hoy por los defensores del consumo de la planta en la isla, ya que posibilitará, según ellos, reavivar el debate sobre su despenalización.

“¡Enhorabuena! Esto es algo que tenía que pasar hace tiempo. Nos movemos poco, tímidamente, pero es un movimiento en la dirección correcta”, afirmó hoy a Efe Rafael Torruella, director de la campaña Descriminalizacion.org, que favorece la despenalización del consumo de la marihuana en Puerto Rico.

Sin embargo, Torruella advirtió que la decisión llega “un poco tarde”, y pidió que continúe el trabajo del Gobierno de Puerto Rico para lograr que el Legislativo local apruebe pronto una ley que despenalice el consumo personal de la marihuana.

Asimismo, el candidato a la gobernador por el Partido del Pueblo Trabajador (PPT), el profesor Rafael Bernabe, celebró hoy la liberación de Ruiz, y reclamó que se continúe el proceso para legalizar el consumo de esta planta “y despenalizar el resto de las sustancias controladas”.

“Ir preso por la mera posesión de marihuana es un acto inhumano e indignante, más aún en un país en crisis económica, que prefiere encarcelar a jóvenes en vez de concentrarse en la educación y prevención del uso problemático de sustancias”, añadió.