China ofrece ayuda a los países latinoamericanos afectados por el zika

Un estudiante de posgrado analiza muestras para detectar el virus de zika en un laboratorio en el instituto Fiocruz en Río de Janeiro, Brasil, el viernes 22 de enero de 2016. Autoridades de salud dicen que intentan determinar si un incremento inusual en el número de casos de una rara afección nerviosa _que en ocasiones es lo suficientemente severa para causar parálisis_ está relacionado con la propagación del virus Zika al menos en dos países latinoamericanos. El virus es transmitido mediante picadura de un mosquito. (AP Foto/Leo Correa
 (AP Foto/Leo Correa

El Gobierno chino ofreció hoy asistencia a los países latinoamericanos que están sufriendo el zika para contener la expansión del virus, al tiempo que instó a sus ciudadanos que viajen a esos países a tomar precauciones.

“China apoya los esfuerzos de prevención de la epidemia de América Latina y está lista para cooperar y proporcionar asistencia si es solicitada”, dijo un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China, Lu Kang, en una rueda de prensa en Pekín.

El portavoz chino reconoció que el gigante asiático está observando “atentamente” el desarrollo de la enfermedad.

“También aconsejamos a los ciudadanos chinos en los áreas afectados por la epidemia que sigan de cerca su evolución y tomen las precauciones necesarias”, añadió Lu.

El Centro de Control y Prevención de Enfermedades de China anunció el pasado viernes que ha iniciado los preparativos ante el riesgo de que llegara al país el virus portador de esa enfermedad.

El zika es una enfermedad causada por un virus transmitido por mosquitos del género Aedes que suele provocar fiebre, ojos rojos sin secreción y sin picazón, erupción cutánea con puntos blancos o rojos y, en menor frecuencia, dolor muscular y articular, pero se asocia con el nacimiento de niños con microcefalia de madres infectadas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) tiene previsto decidir hoy si el brote del zika es o no una emergencia sanitaria de alcance internacional. EFE