Ávila: Diferencias internas del oficialismo se evidencian en su comportamiento ante la AN

la foto 3

Omar Ávila, diputado de la Unidad ante la Asamblea Nacional por el estado Miranda, aseguró este viernes que el gobierno está al desnudo frente al país, exhibiendo sus divisiones internas, reflejadas en su actitud ante el parlamento venezolano, cuando algunos integrantes del Ejecutivo asisten a las comparecencias, y otros no.

Nota de prensa

Como ejemplo recordó que el propio Nicolás Maduro acudió al poder legislativo como lo establece la Constitución, a presentar su informe anual de gestión, el pasado 15 de enero, “muy a pesar de que los sectores más radicales le recomendaban saltarse al más recientemente electo de los poderes”, según dijo. “Así como el Presidente fue a la Asamblea Nacional, también lo hicieron los presidentes de todas las hidrológicas del país, dos generales también acudieron a la Comisión de Defensa, y más recientemente la Fiscal General de la República acudió a la plenaria para hablar de su gestión, mientras otros representantes del gobierno y otros poderes siguen renuentes, lo cual no sólo habla de sus diferentes opiniones, sino también del desconocimiento de la Constitución y las leyes”, declaró en rueda de prensa.

El también Secretario General Nacional de Unidad Visión Venezuela agregó que la nueva Asamblea Nacional está dispuesta a rescatar y ejercer todas sus atribuciones constitucionales, que hablan de control y legislación, con todas las implicaciones que esto conlleva. “El legislativo no es un poder subordinado, es una de las cinco ramas del poder público y es una de las dos que son depositarias del poder originario, es decir, producto del voto directo, y en consecuencia se comporta”, explicó asegurando que esto no significa la procura de una confrontación entre poderes, sino más bien el rescate de la autonomía perdida en estos 17 años de gobierno rojo.

Añadió el diputado mirandino que otro de los aspectos que quedan en evidencia desde el gobierno al no acudir a la Asamblea Nacional a atender las invitaciones a comparecencias es la poca o nula voluntad de corregir los problemas y trabajar en función del colectivo. “Cuando en una mesa se sientan representantes de diversos poderes no es para acusarse desde un partido a otro, sino para intercambiar información que permita establecer un esquema de trabajo destinado a la resolución de los problemas de todos los venezolanos. Estamos obligados a atender esta grave crisis que nos afecta a todos y que no distingue militancia partidista”, sostuvo.

En este aspecto, reconoció las palabras de Maduro, quien instruyó a sus ministros y demás funcionarios a cumplir con sus obligaciones con la Asamblea Nacional y en definitiva con el pueblo, para que atiendan las invitaciones del parlamento.

Igualmente resaltó el planteamiento hecho por Luisa Ortega Díaz de aprovechar que la Asamblea Nacional es el centro nacional del debate político para que desde allí surja la discusión sobre una verdadera y eficaz política de desarme nacional, así como de depuración de los cuerpos policiales del país.

Sobre las cifras de la FGR

Omar Ávila también hizo referencia al tema de las cifras ofrecidas por Ortega Díaz en su comparecencia ante el Parlamento. “No cabe la menor duda que el principal problema en lo que al Poder Judicial se refiere tiene que ver con el modelo político, un modelo en el cual a pesar de los 23 planes de seguridad, de haber desfilado 15 ministros de interior y justicia y que la gestión de la Fiscal General de la República ha sido totalmente gris en los 8 años que lleva en el cargo. Prueba de ello es que en su gestión van más de 167 mil homicidios, la mayoría sin ser atendidos por su despacho.

Acotó que un modelo en el que predomina la impunidad como principal causa de la grave inseguridad que vivimos, es una guerra silenciosa, que los altos jerarcas del gobierno no entienden de eso porque simplemente andan con una gran cantidad de escoltas; “sin embargo, a pesar de conocer estas alarmantes cifras en esta materia el primer mandatario demuestra su indolencia, ya que todos los venezolanos pudimos ver en su alocución anual como el mismo ni siquiera hizo una breve mención al tema de la inseguridad, así como también se hacen los locos con los graves casos de corrupción como el de Elías Jaua que denunciamos en su momento y que no hemos recibido respuesta, o el ya archi-conocido por todo el pueblo venezolano, como es el caso Cadivi y las empresas de maletín o como se han hecho los sordos en estos últimos días ante la grave denuncia de los exministros Giordani y Navarro que denunciaron el desvío de más de 300 mil millones de dólares”.

Finalmente señaló que lamentablemente nos encontramos ante un Poder Judicial que entre sus fallas tiene la inestabilidad y la provisionalidad de los jueces, además de dejar claro a través de todas sus decisiones su tendencia irreversible a favor del régimen. “En fin, este gobierno por donde lo veamos es un verdadero fracaso”. Concluyó.