Compras nerviosas reducen inventario de gasolineras en Anzoátegui

107317_338x198_0261070001454643886

Largas colas de vehículos se observaron ayer en la mayoría de las estaciones de servicio de la zona norte de Anzoátegui. Conductores argumentaron que esperaban llenar el tanque de gasolina, luego que corriera el rumor de que posiblemente hoy se anunciaría el nuevo precio del combustible. Así lo reseña eltiempo.com.ve / Katy Jurado / Jesús Gabriel Bermúdez

El presidente de la Asociación de Gasolineros en Anzoátegui (Asogas), Rafael Guzmán, desmintió que este viernes se haría el anuncio y exhortó a la población a mantener la calma, pues las compras nerviosas “estaban dejando secas las bombas y eso perjudicaría a todos los usuarios”.

Explicó que aunque el incremento del rubro era inminente, todavía no ha sido aprobado. “Estamos analizando todos los diferentes escenarios”.

Guzmán aclaró que no existen fallas de producción ni de suministro. Agregó que lo que pudiera presentarse son retrasos en la reposición de los inventarios, a causa de una demanda inusual.

“Entre lunes y jueves de esta semana la venta de combustible se elevó 40% en el área metropolitana de la entidad. La mayoría de los expendios no estaban preparados para esta situación extraordinaria”.

El presidente de Asogas destacó que todavía falta por aclarar, además del nuevo margen de ganancia, cómo se garantizará la seguridad a los trabajadores de las bombas, ya que con el ajuste del valor del combustible, necesariamente tendrán que manejar mayor volumen de dinero en efectivo.

“Vamos a requerir mayor protección policial y patrullaje permanente”.

Opiniones

El equipo reporteril del diario El Tiempo realizó un recorrido este jueves por algunas estaciones de servicio donde se registraron colas para adquirir el combustible.

Según versión de uno de los bomberos, quien no quiso identificarse por no estar autorizados para declarar, las personas han estado comprando el combustible de forma “desesperada” desde el miércoles en horas de la noche, porque han escuchado el rumor sobre el aumento.

“Lo normal es que cuando una gandola trae gasolina 95, alcanza para uno o dos días mientras que hoy se acabó a las 8:00 de la mañana porque había bastante gente desde temprano esperando para llenar el tanque del carro”.

Magleni Mendoza fue una de las que acudieron a la estación de servicio. Manifestó que ayer acompañó a su esposo a una de las bombas de Puerto La Cruz debido a que escucharon sobre el posible incremento de la gasolina.
“Antes de que la aumenten, preferimos venir porque no sabemos cuál será el precio nuevo. Tuvimos que hacer una cola en la bomba pero es mejor prevenir que lamentar”.