Vivo, El Musical abre funciones en carnaval

Vivo el musical

Tras dos exitosas temporadas subió de nuevo a la tarima Vivo, el musical, una historia sobre la “venezolanidad” -escrita por Eduardo Sánchez Rugeles- contada y cantada por: Cayito Aponte, Rolando Padilla y Mariaca Semprún, trío de generaciones que revive la historia reciente de Venezuela, a través de temas de Guaco ejecutados por músicos de probada trayectoria dentro y fuera del país. Vivo, el musical ya abrió sus puertas desde el pasado 30 de enero y hasta el 6 de enero en el Centro Cultural B.O.D, que este año celebra su 25 aniversario.

Desde su estreno en 2015, Vivo, el musical ha sido aplaudido por más de 10.000 personas. El espectáculo ha sido calificado por algunos medios como una “montaña rusa de emociones”. A través de tres personajes, Vivo…lleva al espectador a revivir (y a los más jóvenes a conocer) los momentos históricos (económicos, sociales y culturales) que vivió Venezuela en los años 1985, 1999 y 2015. ¿El objetivo? Que el público cante y baile, pero, sobre todo, que reflexione sobre la idiosincrasia nacional a partir de lo anecdótico.

Vivo, el musical fue concebido a partir del repertorio de Guaco, “la superbanda de Venezuela” y convertido en historia desde la idea del productor y empresario Carlos Rivas y la pluma de Eduardo Sánchez Rugeles, joven dramaturgo venezolano, quien ostenta, entre otros reconocimientos, el Premio Iberoamericano de Novela Arturo Uslar Pietri por su novela Blue Label/Etiqueta Azul, y el Premio de la Crítica de Venezuela, 2012 por su obra Liubliana. El resultado de esta mezcla musical-dramatúrgica es un show en el que se exalta lo que muchos han coreado como un “sentimiento nacional”.

Tres generaciones, tres visiones
Cayito Aponte da vida a Aldo, el nostálgico inmigrante que, como muchos, aman Venezuela como si hubiesen nacido aquí. Mariaca Semprún interpreta a su hija Natalia, la joven soñadora que, en busca de nuevas oportunidades, y ante la crisis, se debate entre irse o quedarse del país. Rolando Padilla es Antonio, un cantinero de los que abundan: cargado de filosofía social criolla. El bar El Pastelero será su punto de encuentros, desencuentros, canciones e historias.

Los músicos: La Vivo Band
Vivo, el musical está lleno de virtuosos de la escena musical contemporánea local. La dirección musical está a cargo del baterista, percusionista y arreglista Adolfo Herrera. Lo acompañan: Gerald “Chipi” Chacón, trompetista formado en “El sistema” y perteneciente a la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar, de renombre internacional gracias a su membresía en el grupo de artistas de la marca australiana de instrumentos Schagerl y al sello estadounidense EBD Records; Pedro López, formado en una emblemática familia de pianistas venezolanos y antes dupla del cubano Paquito D’ Rivera; el joven bajista Gustavo Márquez, perteneciente a C4 Trío y al Aquiles Báez Trío; Rubén Márquez, hijo del astro de la canción Rudy Márquez, guitarrista de la banda Póker del cantante Víctor Muñoz y perteneciente al proyecto RockandMau; y Yonathan Gavidia “El morocho”, percusionista que, en 20 años de carrera, ha grabado álbumes junto afiguras como Aldemaro Romero, Simón Díaz y Soledad Bravo.

Detrás del proyecto
Carlos Rivas, productor ejecutivo y productor general del espectáculo. Fue quien impulsó a Sánchez Rugeles a concebir la historia impresa y luego le dio forma de espectáculo.

Óscar Gil. El director, con una amplia experiencia en las tablas (entre otros proyectos concibió la versión “teatro-party” del clásico de Shakespeare Sueño de una noche de verano), recogió la idea de Rivas y el texto de Sánchez Rugeles para crear una colorida y amena puesta en escena, en la que se hace imposible no cantar y bailar, en una invitación a que el púbico se reconcilie con Venezuela.

José Alfonso Quiñones, productor musical, otra de las mentes creadoras del concepto del show. Es el maestro compositor de gran parte del repertorio de Guaco, desde los inicios de la banda hasta sus experimentos melódicos más recientes.

La cita
Lugar: El Centro Cultural B.O.D -que este año celebra su 25 aniversario- abre las puertas de su Sala de Conciertos a Vivo, el musical, con una premisa básica: exaltar el talento melódico local e invitar al público a vivir de cerca la “venezolanidad”, a través de esta propuesta.

Funciones: Sábados, a las 7:00 pm y domingos, a las 6:00 pm.

Fechas: Desde el 30 de enero hasta el 06 de marzo.

Entradas: En la taquilla del Centro Cultural B.O.D y a través de www.ticketmundo.com

Redes Sociales
@vivoelmusical
@CCulturalBOD