Exponen caso de Manuel Rosales ante Nobeles de la Paz

Manuel Rosales Helicoide 640

 

Ante la visita de los ganadores del Premio Nobel de la Paz a Venezuela, Lech Walesa (1983), Oscar Arias (1987) y Mpho Tutu, hija del Obispo Desmon Tutu (1984); la diputada a la Asamblea Nacional y Secretaria General de Un Nuevo Tiempo (UNT) en el estado Zulia, Nora Bracho, expuso los detalles de la persecución política que se ha desarrollado desde el año 2004 en contra del ex candidato presidencial Manuel Rosales Guerrero.
Bracho durante el encuentro que calificó como positivo, informó a estas reconocidas personalidades que el también gobernador del estado Zulia 2000-2008, sigue recluido en el Centro Penitenciario El Helicoide, sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) en manos del estado venezolano, desde el pasado 15 de octubre de 2015.
La parlamentaria explicó durante el encuentro que el líder fundador de UNT, regresó a Venezuela después de permanecer más de 6 años de exilio motivado por la cruenta persecución política y hostigación en su contra, luego que se recabaran las pruebas suficientes para demostrar que su contra es un montaje por parte del Gobierno Nacional, luego que el fallecido presidente de la República, Hugo Chávez, vociferara en un acto público que acabaría con la vida política de Rosales.
Bracho explicó ante Walesa, Arias y Tutu que una de las pruebas fundamentales para desmontar este caso es la confesión notariada y apostillada en la cancillería de Costa Rica por parte del ex magistrado del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) Eliado Aponte Aponte, quien reconoce haber sido el autor intelectual de la maniobra en contra de Manuel Rosales para ponerlo preso con pruebas falsas, por órdenes del alto poder.

 

De igual manera, mostró a los Nobeles de la Paz, otras de las pruebas a favor de Rosales, como son la medida cautelar dictada por Interpol en 2010 en el proceso de investigación sobre el caso del líder opositor, a fin de mantener bloqueada la solicitud de detención internacional, y dos años después esta organización internacional concluyó que su caso era de carácter político.

 

Y finalmente, la denuncia ante el Ministerio Público del principal acusador en la causa que se le sigue a Manuel Rosales desde el 2004, José Luis Pirela, en la cual señala que pudo evidenciar que las pruebas que motivaron su acusación eran falsas y que actúo bajo presión del ex magistrado Aponte Aponte, solicitando así la nulidad del juicio.

 

 
La parlamentaria Nora Bracho, recordó que la audiencia de Manuel Rosales ha sido diferida en 4 oportunidades y esperan que se haga justicia, otorgando la libertad plena al ex candidato presidencial el próximo 26 de febrero.