Vecchio afirma que este año será el del cambio político en Venezuela

carlos vecchio 640

El coordinador político nacional del partido venezolano Voluntad Popular (VP), Carlos Vecchio, aseguró hoy que 2016 va a ser el año del “cambio político” en su país, así como el de la liberación del líder opositor Leopoldo López y del resto de “presos políticos”.

EFE

“Hoy está marcado en Venezuela un cambio político irreversible que el Gobierno no va a poder parar”, señaló a Efe Vecchio, dirigente en el exterior del partido de López, quien hoy cumple dos años encarcelado y está condenado de casi 14 años de prisión.

Vecchio, exiliado en Miami desde hace 22 meses, puso de relieve el consenso que existe en la oposición de su país respecto a la necesidad de sustituir a través de un “mecanismo constitucional” al actual presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, a su juicio el “único responsable de la crisis” que sufre el país latinoamericano.

El dirigente defendió además la “ley de amnistía y reconciliación”, que recibió el pasado martes el visto bueno de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) de Venezuela y que plantea la liberación de López y de otros opositores presos, aunque para su aprobación definitiva todavía falta la segunda discusión.

“Entendemos que la única forma para superar la peor crisis de nuestra historia republicana es con un pueblo unido y el primer paso se basa en la liberación de presos políticos”, resaltó Vecchio.

Lamentó la posibilidad de que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela pueda desconocer una ley de amnistía, en caso de ser aprobada, tal como lo sugirió Maduro.

Al cumplirse hoy dos años de su detención, el líder opositor Leopoldo López solicitó a la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) que defina el mecanismo para acortar el mandato del presidente del país, Nicolás Maduro.

“Acordemos desde ya si es el revocatorio, la enmienda, la renuncia o la constituyente”, escribió el opositor en una carta que publicó en su blog “Diario de Leopoldo López”.

El dirigente opositor fue condenado en septiembre pasado a 13 años y nueve meses de cárcel por los delitos de instigación pública, asociación para delinquir, daños a la propiedad e incendio en relación con la violencia registrada al término de una marcha el 12 de febrero de 2014.

Tanto la esposa de López, Lilian Tintori, como sus abogados han asegurado que el opositor es víctima de prolongados aislamientos, en los que se encuentra incomunicado y confinado a un espacio reducido.