Más allá de la muerte… ¡Famosos que siguen vivos en Twitter!

artistas-

Varios de ellos partieron hace algunos años pero siguen teniendo miles y millones de seguidores; tanto o más que cuando compartían contenidos en sus perfiles. Actores, cantantes, políticos y hasta una ex Miss Venezuela siguen más “vivos” que nunca en la red social de 140 caracteres.

Roberto Gómez Bolaños (“Chespirito”)

Roberto Gomez Bolanos El Chavo

El humorista mexicano no se conformó con la fortuna y el reconocimiento que le dejaron sus personajes. “Sin querer queriendo” sumó otro éxito en vida: a sus 82 años se convirtió en el tuitero más longevo de la humanidad, al crear en mayo de 2011 su perfil @ChespiritoRGB.

Tuvo tanto impacto en la comunidad cibernética, que unos días más tarde la cadena Televisa (productora de “El Chavo”) confirmó la veracidad de la cuenta, que por aquel entonces sumaba 13 mil 800 seguidores cada hora.

Con apenas tres meses en Twitter, el también intérprete de “El Chapulín Colorado” se animó a su primer twitcam. La convocatoria alcanzó la conexión de 30 mil internautas de más de 45 países.

Un fenómeno que selló su fama en medios digitales, pero que también provocó angustia en el público; especialmente por la reitera ola de falsos rumores que aseguraron una y otra vez el fallecimiento del artista.

Se hizo tan frecuente la situación que el propio “Chespirito”, paradójicamente, usaba su Twitter para poner fin a las especulaciones.

Así ocurrió hasta el 28 de noviembre de 2014, cuando el deceso del dramaturgo azteca fue confirmado por su esposa, Florinda Meza.

Casi un mes después, la viuda de Roberto Gómez Bolaños anunció en el perfil del comediante: “A sus seguidores: Como Chespirito lo pidió, se cierra esta cuenta, agradeciendo infinitamente todo el amor que le regalaron estos años.”.

Pero ni el comunicado ha logrado mermar el “fenómeno Chespirito en Twitter”. A un año de su desaparición física, @ChespiritoRGB se consolida como la cuenta de un famoso muerto con más seguidores en esta red social: Seis millones 949 mil 328.

Gustavo Cerati
Gustavo Cerati

Casi tres millones 500 mil seguidores sigue manteniendo la cuenta del desaparecido cantautor argentino. Un accidente cerebrovascular lo apartó de los escenarios el 15 de mayo de 2010 pero no de sus redes sociales.

Y aunque se sabe que el artista nunca salió del estado de coma, su Twitter @cerati se mantuvo y sigue estando activo desde entonces. De hecho, desde su muerte -el 4 de septiembre de 2014- unos 20 mensajes han sido publicados en este canal digital; incluido el texto que confirmó el fallecimiento.

Paul Walker

Paul Walker
El protagonista de “Rápido y Furioso” es otro ejemplo de que en las redes sociales hay vida más allá de la muerte. Sus dos millones 638 mil 450 seguidores lo certifican.

A dos años del terrible y paradójico accidente automovilístico que le arrebató la vida, @RealPaulWalker sigue activo en Twitter; en gran medida como plataforma de difusión de la ONG que fundó el actor de cine en 2010 para asistir a las víctimas del terremoto de Haití.

Michael Jackson
Michael Jackson
Ni después de muerto “El Rey del Pop” ha dejado de ser polémico, controversial y excéntrico; sobre todo excéntrico. No sólo fue la primera persona en cambiar su color de piel, sino que es el único artista, cuya cuenta de Twitter fue abierta después de su fallecimiento.

@michaeljackson funciona desde julio de 2009 y contabiliza casi un millón 942 mil seguidores. Hasta la fecha, desde el perfil del ídolo norteamericano se han compartido mil 429 tweets; la mayoría de ellos enfocados en publicitar y conmemorar materiales discográficos.

Cory Monteinth
Cory Monteinth

Mucha fama y poco tiempo para disfrutarla marcaron la vida de este joven canadiense. Reconocido por su papel de “Finn Hudson” en la serie de televisión Glee, @CoryMonteith cuenta con casi un millón 930 mil seguidores en Twitter.

El 16 de julio de 2013, tres días después de conocerse la muerte del actor, las autoridades forenses de Vancouver determinaron que el deceso se produjo por una sobredosis de alcohol y heroína. Quizás, la causa justifique el incoherente último mensaje que compartió el artista en la red social, pocas horas antes de fallecer: “Oh. ES UN TORNADO DE TIBURONES”.

Nelson Mandela

Former South African President, Nelson Mandela, in a jovial mood at the Mandela Foundation in Johannesburg Wednesday, Dec. 7, 2005 where he met with the winner and runner-up of the local " Idols" competition. The 87-year-old former political prisoner who became the country's first black president in 1994 remains a popular high profile figure since retiring from public life in recent years. (AP Photo/Denis Farrell)

Reconocido en el mundo por su capacidad política para reconciliar las clases sociales y las razas en Sudáfrica, el también ex presidente de ese país y Premio Nobel de la Paz (1993) logró adaptarse a las nuevas tecnologías antes de morir.

En agosto de 2008 se estrenó en Twitter con el usuario @NelsonMandela; cuenta que fue creada, principalmente, con el fin de proyectar la misión de la fundación que lleva su nombre: contribuir a “una sociedad más justa mediante la promoción de los valores, la visión y el trabajo” que en vida desplegó el primer presidente negro de Sudáfrica.

Hasta ahora el perfil se mantiene activo con casi un millón 270 mil seguidores y un promedio de siete tweets diarios; la mayoría de ellos contenidos de ideas, pensamientos, reflexiones y anécdotas políticas de “Madiba”, como también se le conocía.

Amy Winehouse

Amy Winehouse

El próximo 23 de julio se cumplen cinco años de su desaparición física, pero aún la cantante británica -ganadora de cinco premios Grammy, entre ellos Mejor Canción del Año y Mejor Artista Nuevo en 2006 – contabiliza 601.421 seguidores.

Considerando su fama y la repercusión que tiene su música, el número de followers no escandaliza. Aún así, la cifra cobra dimensión cuando nombramos que desde la cuenta @amywinehouse –certificada por Twitter como oficial- hace casi dos años y medio que no se comparte contenido. Apenas 145 tweets se han publicado desde que se estrenó en septiembre de 2009.

Mónica Spear

monica_spear

De todos los famosos que contiene esta lista, Mónica es la única celebridad que el mismo día de su muerte compartió un mensaje con sus seguidores; justo pocas horas antes de ser asesinada junto a su esposo, el 6 de enero de 2014.

Fue una publicación conjunta en Instagram y Twitter, un vídeo que tituló: “La magia de los llanos”. La grabación llegó a sus casi 460 mil seguidores y después se multiplicó por el mundo para difundir el vil crimen del que fue víctima en Venezuela, mientras pasaba vacaciones en familia.

El usuario @MonicaSpear se estrenó en abril de 2010 y logró publicar 1.633 tweets. Muchos de esos mensajes fueron usados por la ex reina de belleza para propagar su labor humanitaria en Asodeco; una Organización No Gubernamental de la que se convirtió en Embajadora para asistir, especialmente, a los niños con Síndrome de Asperger.

Lourdes Valera

LOURDES VALERA

Ésta veterana de los dramáticos venezolanos cierra la lista de los diez famosos muertos con más seguidores en Twitter.
A casi cuatro años de su fallecimiento (2 de mayo de 2012) la cuenta @lourdesvalera sigue conservando los 42 mil 400 followers con los que Valera compartió desde 2010, cuando se animó a probar el feed back de la era digital.

“Lulú” -como le decían sus amigos- partió muy joven, víctima de un cáncer de pulmón. Pero antes, heredó a sus admiradores 5.514 tweets llenos cariño y simpatía.

Su impecable participación en más de 21 novelas, siete películas y una decena de piezas teatrales le dieron crédito para ser reconocida como una de las primeras actrices del país.

Hugo Chávez

Hugo Chavez

El ex presidente venezolano es otra de las personalidades que lidera la lista de los famosos muertos con más followers; duplicando, incluso, al actual mandatario de Venezuela, Nicolás Maduro.

Con más de cuatro millones 274 mil seguidores, @chavezcandanga también fue reconocida como una tribuna que dejó ver el carácter impulsivo e informal del fallecido político venezolano.

Anuncios económicos, nombramientos en su gabinete y hasta su retorno a Venezuela (en febrero de 2013, luego de su última operación en Cuba) fueron comunicados a través de esta red social; en la que activó su perfil en abril de 2010.

El “fenómeno” de seguir a famosos muertos en las redes sociales

Aunque muchas de estas cuentas nunca más volverán a compartir un tweet, ‘tener vida más allá de la muerte en las redes sociales’, es una consecuencia de las pasiones que las celebridades logran despertar en sus públicos y que se traduce en fidelidad.

“La muerte es otra etapa de la vida misma que nos hace eternos en la memoria de nuestros seres queridos, porque a partir de nuestra desaparición física se construyen recuerdos y anécdotas que están fundamentos en los momentos y emociones que provocamos en los demás”, explica la psicóloga Brenda Galarraga.

En el caso de los famosos, este comportamiento es mucho más notorio “porque a ellos no sólo los van a recordar sus familiares y amigos, sino que despertarán sentimientos similares en los fans que respaldaron su trabajo; obviamente con un alcance amplificado por el reconocimiento que tuvieron en vida”.

Cuando fallece alguien que estimamos, “por lo general, lo primero que hacemos es refugiar nuestra duelo en las fotos, en las imágenes de esa persona. Exactamente lo mismo pasa con los famosos. El público comienza a refrescar el legado artístico o político de esa persona a través de su trabajo: vídeos, libros, discursos, actuaciones y cualquier material que los remita hasta su ídolo”, describe Galarraga.

También hay una cuota de curiosidad y hasta de morbo en las masas. Cuando un famoso se muere, por más mínimo que haya sido su legado, la noticia de su fallecimiento se convierte en “tendencia”.

“Si es un escritor el que muere, aumentan las ventas de sus libros; si es un cantante se multiplican por millones las reproducciones de sus canciones en Youtube; si es una actriz todo el mundo busca las escenas donde haya participado”. Así se comporta el público en las redes sociales, manifiesta el experto en tendencias Bruno Contreras.

@Keyberth