Relatora de la ONU para etnias idígenas condena asesinato de ambientalista hondureña

Berta Cáceres

 

La relatora de la ONU sobre los derechos de los pueblos indígenas, Victoria Tauli-Corpuz, condenó el viernes “enérgicamente” el asesinato de la dirigente ambientalista hondureña Berta Cáceres y pidió justicia para este tipo de crímenes.

AFP

“Berta Cáceres es el nombre más reciente en una larga lista de activistas indígenas asesinados por defender sus derechos humanos”, afirmó la responsable en un comunicado.

La laureada ambientalista indígena fue asesinada a tiros la madrugada del jueves por desconocidos que invadieron su casa en La Esperanza, 200 km al noroeste de Tegucigalpa.

Coordinadora del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), Berta Cáceres, de 43 años, fue galardonada con el Premio Goldman 2015, uno de los más prestigiosos en el campo del medio ambiente.

“Ya es hora de que las naciones del mundo hagan que los perpetradores comparezcan ante la justicia y protejan a los activistas indígenas que protestan pacíficamente por el saqueo de sus tierras y sus recursos”, instó Tauli-Corpuz.

Para la relatora de la ONU, “es muy probable que su asesinato esté vinculado con su trabajo en defensa de los derechos humanos del pueblo indígena lenca”.

Como coordinadora del COPINH, Cáceres emprendió una lucha por la defensa del río Gualcarque, en el departamento de Santa Bárbara (noroeste), donde una compañía pretende construir una represa hidroeléctrica que amenaza con dejar sin agua a cientos de indígenas lenca.