Rangel Gómez y las horas después de la masacre: ¿Inacción con conocimiento?

AVN
AVN

 

El gobernador del estado Bolívar, Francisco Rangel Gómez nunca se trasladó a la población de Tumeremo, ubicada en esa entidad y donde fueron masacrados cerca de 20 mineros presuntamente a manos de mafias que se disputan la minería ilegal.

Con información de NTN24

En una primera instancia, el gobernador ofreció declaraciones 48 horas después de las protestas de familiares y allegados de los mineros asesinados y solo para negar y desmentir los hechos.

Una vez que debió admitir la irregularidad apenas indicó que transcurrían las investigaciones y aseguró que equipos policiales habían acudido a los lugares indicados por las familiares de las víctimas y no habían encontrado indicios de crimen, pese a que, para entonces, el Defensor del Pueblo, Tarek William Saab, ya había confirmado las señales de hechos punibles en el mismo sitio.

En adelante, el gobernante oficialista evitó hacer nuevas referencias a Tumeremo mientras decenas de personas protestaban en las zonas mineras y lo señalaban como responsable de la impunidad con que operan las mafias esta actividad comercial. Algunos incluso sostenían su complicidad con algunos delincuentes.

Rangel Gómez, en cambio, dedicó su tiempo a difundir mensajes en contra de la extensión del decreto de Estados Unidos que considera a Venezuela “una amenaza inusual y extraordinaria”, una línea política dictada desde Caracas y encabezada por el presidente Nicolás Maduro.

En este sentido, el gobernador fue más allá y abandonó el estado Bolívar dejando sin respuesta a decenas de afectados y partió a la capital venezolana para reuniones políticas y actos proselitistas convocados por la Presidencia.

Recordemos que la fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz confirmó el pasado 14 de marzo el hallazgo de los restos de los desaparecidos y confirmó de esta manera la llamada “masacre de Tumeremo”.

Lea la nota completa aquí: NTN24