Tú tienes un precio: ¡Deja de ser mal pagado!

(Foto Reuters)
(Foto Reuters)

Sentir que está obteniendo menos sueldo del que debería puede ser uno de los aspectos más desalentadores en el trabajo. Es causa de desmotivación y probablemente estrés. Usted no tiene idea de las consecuencias que generan que no sepa el verdadero valor que tiene su trabajo y las habilidades que puede ofrecer a una empresa.

Una persona que no valora la experiencia laboral que va adquiriendo, con los años, y no se actualiza sobre cómo vender sus contactos y conocimientos, lejos de defender una paga adecuada, deja esto en manos de la oferta que realice el empleador. Aunque el mercado esté en malas condiciones de trabajo, hay que negociar y no temer, si haces bien tu trabajo, no faltan oportunidades, pero si optas por recibir cualquier salario abaratas el mercado.

Si está mal pagado, es el momento de hacer un cambio, ya que, avanzar hacia un mejor ingreso, no es tan difícil como se imagina.

Si eres empleado de tiempo completo:

Has registro de tu trabajo. Cuando trabajas por tiempo completo, debes hacer un  registro de todos sus logros y actividades al momento que ocurren, con el objetivo, de presentar a su jefe, cuáles y cuantas son esas tareas que lo mantiene activo en su escritorio y que permiten al final del mes, resultados.

No se trata de presumir, sino de recordar tu valor. Es importante asegurarse de que su jefe sabe acerca de sus éxitos a medida que ocurren. Quizás su jefe este atareado con sus ocupaciones, y puede olvidar por un segundo el aporte de su trabajo.

Conocer tu valor. El cálculo del valor sobre sus capacidades dentro del mercado es fundamental para la negociación, y eso significa estar presente en la jungla virtual – como una cuenta de LinkedIn – por lo que los reclutadores pueden fácilmente entrar en contacto con usted. Cuando algunos de estos expertos lo localicen sea que usted al final esté interesado en el empleo o no, tendrá una mejor idea de su valor monetario. Esto siempre también es bueno que de manera clara, lo sepa su jefe, para que de una manera u otra, le sirva de incentivo para tomar más en cuenta lo que hace diariamente.

Siga leyendo en  mercadodedinerousa.com