Jesús Elorza: Salto al vacío

thumbnailjesuselorzaLos presentes en el acto de condecoración a la atleta  Yulimar Rojas, medallista de Oro, en el recién finalizado Mundial de Atletismo bajo techo, seguían con atención las palabras de Nicolás Maduro, quien como siempre, al igual que el Difunto Eterno, no desperdicia ninguna oportunidad para hacer referencias al patriotismo y a la guerra que el imperio tiene contra la “revolución socialista del siglo XXI”.

En medio, de su épica perorata, para sorpresa de todos, hizo un brusco viraje, dejando de lado el bla,bla patriotero, para referirse a sus inquietudes como joven deportista en el barrio donde había pasado su niñez y juventud. Explico, que antes de comenzar el acto, conversaba con su vicepresidente Aristóbulo, sobre la afición existente en las barriadas para la práctica deportiva. En particular, era uno de ellos, que diariamente jugaba Pelotica de Goma, Chapita, futbolito, baloncesto y béisbol.

Pero, la presencia de Yulimar y su logro mundialista, producto de la revolución, me motiva a decirles a todos ustedes, los presentes en este acto, a Venezuela y el mundo entero “Que también, era un entusiasta de la practica del atletismo.

Participe, en carreras de 100 metros, salto triple, salto largo y ¡¡¡En salto alto logré superar los 2 metros!!!!

Esta ultima frase, produjo el asombro de los entrenadores presentes en el acto. Incrédulos, se miraban a las caras y se preguntaban en voz baja ¿Cuándo fue eso?, ¿En que competencias paso eso?, ¿Por qué, no aparece en el libro de récords de la Federación?…

Los comentarios, fueron en aumento. Especialistas, en Biomecánica y Kinesiología que habían sido invitados al acto, comentaban, que lo afirmado dejaba una estela de dudas. Su biotipo: grandote y culón, hacia imposible que saltara esa altura. En salto largo, si es posible, que alcanzara los dos metros, pero en alto es imposible.

El entrenador nacional de la especialidad, se atrevió a preguntarle ¿Cuál fue la técnica de salto que él utilizó?

– En esa época, practicábamos de manera silvestre y mi estilo de salto era “Tijera”.

La respuesta, dejó atónito al entrenador.

Tratando, de evitar que el asombro se transformara en jodedera. El Ministro del Deporte intervino, para cubrirle las espaldas a su camarada Presidente, señalando que la técnica ortodoxa de la Tijera, fue sustituida por la del “Barrel Roll” gracias a la solidaridad internacionalista y proletaria del camarada Valeri Brumel de la Unión Soviética, quien clandestinamente ingreso al país para ayudar al camarada Nicolás a mejorar su técnica y así fue que pudo superar la marca de los 2 metros.

– Silencio en la sala.

El Presidente del IND, para no quedarse atrás, en la protección de su jefe, agregó que, algunos entrenadores, quisieron cambiarle el estilo y llevarlo al “Fosbury Flop” pero que va. En un gesto de gallardía revolucionaria, rechazo emplear esa técnica, por ser un invento de un gringo imperialista llamado Dick Fosbury.

– Continúa el asombro y el silencio en la sala.

El Potro Álvarez, tratando de ganar puntos para su regreso al Ministerio, propone que le cambien el nombre al Estadio “Brigido Iriarte” y le pongan el de Nicolás. Sus marcas, siguió explicando, son insuperables: En 100 metros hizo mejor tiempo que Horacio Estévez, en salto largo superó los 8.90 metros Bob Beamon y en salto triple hizo añicos la histórica marca de Asnoldo Devonish…..que más quieren.

-Silencio en la sala.

Aristóbulo, le hace señas a su pupilo Eduardo para que intervenga y no pierda la oportunidad de rendirle culto a la personalidad de Nicolás.

Luego, de consultar a Mujiquita, interviene el Presidente del Comité Olímpico, para proponer que el histórico y hasta ahora desconocido multiatleta Nicolás, sea elevado al Salón de la Fama del Deporte Venezolano y a su vez, sea el abanderado de Venezuela en los Juegos Olímpicos de Río 2016.

-Silencio en la sala.

Con el ego a millón, Nicolás dio por terminado el acto, no sin antes auto condecorarse con la Orden Libertador por sus performances atléticos.

Algunos de los presentes, rompieron el silencio, al comentar que Maduro con la coba de ese brinco de dos metros….Saltó al vacío.