En Caracas ardió “Judas Maduro Merentes Rodríguez Ortega del TSJ” (fotos y testamento)

judas candelaria

 

En pleno centro de Caracas vecinos de Candelaria y de otras parroquias del norte de la capital acompañados por estudiantes realizaron una creativa e impactante quema de Judas, prendiendo en llamas un monigote de cuatro cabezas que simbolizaban al Gobierno nacional y municipal incluido el Poder Judicial. Se podían ver las caras del Presidente Nicolás Maduro, Jorge Rodríguez alcalde De Libertador, la Fiscal Luisa Ortega Díaz, Nelson Merentes quien dirige el Banco Central de Venezuela y en medio del pecho el logo del Tribunal Supremo de Justicia.

 

Carlos Julio Rojas, coordinador del Frente en Defensa del Norte de Caracas, explicó que a través de este acto de protesta el pueblo rechaza las ineficiencias e injusticias cometidas por sus Gobierno que olvidan el sufrimiento de sus electores, creando un escenario de crisis económica que tiene a los venezolanos sufriendo una escasez de alimentos grave aunada a una inflación que tiene los sueldos valiendo nada, sin dejar de lado la terrible inseguridad. “El máximo responsable de esta realidad es Nicolás Maduro, quien a base de represión trata de doblegarnos, igualmente hacernos pasar por penurias como un hambre extrema donde ni consigues la comida y si la encuentras no te alcanza el dinero, el quemarlo es la expresión de nuestro malestar y que la única vía que tiene para lo mejor del país es su renuncia”, dijo.

Rojas señaló que otras de al imágenes quemadas es la del alcalde de Libertador Jorge Rodríguez, quien repite nominación por séptima vez como el Judas del norte de Caracas, todo a causa de la ausencia de una gestión real para la capital ya que su principal labor la centra en la politiquería dejando de lado sus funciones como representante de los caraqueños. “La ciudad que tenemos hoy está convertida en un caos, llena de basura, inseguridad galopante donde puedes encontrar la muerte en cualquier esquina, apagones que tienen a muchos viviendo en la oscurana , sin dejar de lados las cientos de invasiones que son focos de violencia”.

El luchador social también destacó la cara del presidente del Banco Central de Venezuela Nelson Merentes, quien para buena parte de los venezolanos es el culpable de las malas políticas económicas que tienen al país sumergido en una fuerte crisis, donde la inflación tiene al bolívar valiendo nada. “Mientras al pueblo no nos alcanza el sueldo para comprar lso alimentos y vivimos casi en la extrema pobreza este personaje se da la gran vida con niñas hermosas y teniendo miles de dólares en su casa, este es un ejemplo claro de traición a la patria”, afirmó.

Asimismo otros de los personajes e instituciones calcinadas por sus malos haberes fueron la Fiscal General Luisa Ortega Díaz y el Tribunal Supremo de Justicia, como reflejos de la impunidad y el uso del poder para mantener en a flote un régimen de terror que tiene al pueblo sufriendo las peores penurias. “No podemos dejar de recordar al líder estudiantil Conan Quintana quien fue asesinado hace casi un año para atracarlo y que era el creador de nuestro Judas año tras año, su caso es ejemplo de la impunidad que vivimos, en Venezuela. esta instituciones están corrompidas y son la base para un Gobierno que fomenta la violencia y la barbarie desconociendo el voto de millones de venezolanos el 6D por una nueva Asamblea Nacional”.

Estudiantes presentes levantando su voz de protesta

Luis Andrés García, dirigente estudiantil de la UPEL, quien fue el encargado de leer el testamento del judas, expresó a pocas cuadras del Miraflores haciendo arder en llamas a los responsables de que miles de jóvenes pierdan la esperanza a causa del hampa o huyendo del país por la falta de oportunidades . “El movimiento estudiantil sabiendo de la responsabilidad que se tiene con el pueblo, y con nuestros estudiantes víctimas de la crisis universitaria de régimen fascista que no valora la importancia de la educación, reafirmamos que seguiremos sumando voluntades a nuestra causa con el apoyo del pueblo de los sectores populares”, sentenció.

Testamento de Judas Maduro Merentes Rodríguez Ortega del TSJ

Yo Judas Maduro Merentes Rodríguez Ortega de TSJ condenado al desprecio eterno de los habitantes de Caracas y de toda Venezuela, además de haber traicionado la confianza de los venezolanos que me eligieron y de mi comandante que con su sagrado dedo me designó como su heredero. Mis malos haberes en la vida me imponen la obligación de escribir este testamento, porque si fuera por mí no le dejarla nada a nadie.

Las treinta monedas de plata, ya muy devaluadas por mi ineficiencia, las cuales me dieron para entregar al maestro las voy a donar a los miles de familiares que han perdido a un ser querido victimas del hampa o por culpa de la falta de medicina, que en muchos casos no tienen recursos ni para pagar el entierro. La soga con la que puse fin a mis andanzas de traidor se la dejo a los ciudadanos que mueren de hambre, ya que con la grave escasez de comida he causado colas eternas para intentar de conseguir harina pan o leche, y al no encontrarlos les toca comerse un cable.

A los caraqueños les dejo mis grandes logros de gestión gubernamental: Inseguridad que tienen azotada a la capital y arroja más de sesenta muertos los fines de semana enlutando a muchas familias, invasiones aupadas por colectivos que violan el derecho a la propiedad privada y se convierten en focos de violencia para la comunidad, fallas de alumbrado y los masivos apagones de luz ya que quería que todas las personas vivieran en la misma oscuridad que yo profese. Negándoles incluso el derecho a protestar en el suelo caraqueño.

Tampoco dejaré de lado en estas cortas líneas la impunidad que he desatado y como con mi falsa justicia e impuesto un régimen de terror desconociendo la voluntad popular, donde millones de venezolanos sufren una crisis política y económica de la cual yo solo soy el responsable.

Atentamente
Judas Maduro Merentes Rodríguez Ortega del TSJ