Escasez y abandono enfrentan hospitales del estado Anzoátegui

109524_338x198_0547598001459046730

José Moreno, de 46 años, estuvo más de 10 días recluido en el hospital Luis Alberto Rojas de Cantaura, municipio Freites, tras sufrir una infección en la pierna derecha. Así lo reseña eltiempo.com.ve / Zobeida Salazar / Argel Fernández

Sus familiares dijeron que pasaron “las de Caín” para conseguir los medicamentos porque en el principal centro de salud público de la jurisdicción no hay antibióticos.

María Moreno contó que su hermano necesitaba al menos 10 días de tratamiento por vía intravenosa, pero hallaron la medicina en una farmacia privada para apenas tres días.

Como María hay otros que a diario sen quejan por la falta de insumos, equipos y medicamentos en los cuatro principales hospitales públicos de la zona centro sur del estado Anzoátegui. En el de Cantaura, Anaco (Jesús Angulo Rivas), Aragua de Barcelona (Rafael Rangel) y El Tigre (Felipe Guevara Rojas), las carencias y penurias son similares, según los familiares de los pacientes.

En el Guevara Rojas, prácticamente, no hay un diagnóstico diferente en la “enfermedad de la escasez y abandono” que hay en los otros recintos.

Un ejemplo de ello fue lo que le ocurrió al trabajador del campo Bernardo Millán cuando ingresó en la sala de emergencia del Guevara Rojas con una herida en la pierna derecha. Apenas las enfermeras lo acostaron en la camilla y el médico lo evaluó, les pidieron a sus parientes que compraran la solución fisiológica y buscaran una ambulancia para hacerle una placa fuera del hospital.

Las irregularidades de los servicios en la red de salud que depende del Gobierno central en este eje de la entidad fueron plasmadas en un informe que levantó una comisión de diputados a la Asamblea Nacional (AN) tras inspecciones realizadas en febrero de este año. El equipo lo integran los opositores Oneida Guaipe, Antonio Barreto Sira, Chaim Bucarán, Héctor Cordero y Gladys Guaipo.

Guaipe dijo que en el recorrido por el Luis Alberto Rojas verificaron que las consultas están paradas porque no hay material para las historias y los médicos sólo atienden la emergencia y hospitalización.

El informe agrega que los equipos de la morgue presentan deterioro y que sólo hay una camilla.

También indica que en el hospital de Anaco se repite la falta de papelería para los récipes y que el área de urgencias, a pesar de que acaba de ser remodelada, no posee insumos ni medicinas. El centro tampoco tiene ambulancia, las bombonas de oxígeno están dañadas y la unidad de rayos X lleva tres años sin funcionar.

Apuntó que el laboratorio carece de reactivos y equipos, el aire es deficiente y el personal trabaja hacinado. De los cuatro quirófanos, apenas dos están funcionando.

En el Rafael Rangel de Aragua de Barcelona los parlamentarios constataron que tampoco hay insumos ni ambulancias. La sala de operaciones está cerrada porque hace más de dos años se inició la remodelación y no la continuaron. Allí encontraron un depósito con más de 200 cajas de medicamentos vencidos.

El dossier con las fallas encontradas fue elevado a la AN.

Historia repetida

Los males del hospital Felipe Guevara Rojas de El Tigre también quedaron asentados en el documento de la comisión parlamentaria de la entidad.

Entre los problemas más puntuales que reflejaron está el colapso del área de archivo del departamento de Historias Médicas, donde el personal no puede ingresar por la contaminación.

El secretario general del Colegio de Médicos, seccional sur, Fernando Guevara, recordó que esa situación junto con la falta de papelería provocó la suspensión de las consultas externas desde enero. Se dejan de emitir unas 100 citas diarias.

La diputada Guaipe apuntó que en el informe denuncian que en la Unidad de Terapia Intensiva no funciona el aire acondicionado, además de que apenas tiene dos camas y un par de ventiladores clínicos.

Dijo que el área de Nefrología no existe y que “11 pacientes fallecieron en 2015 por falta de operatividad del servicio”. Apuntó que la emergencia colapsó por hacinamiento, falta de camas, asientos para los pacientes y medicamentos.

El quirófano fue afectado por filtraciones de agua en el techo y no cuenta con el intensificador de imágenes para las operaciones de traumatología. En el laboratorio clínico hay equipos dañados, carecen de reactivos, papelería y lentes protectores. Además falla el agua potable y el sistema eléctrico.

El gremialista agregó que los problemas de infraestructura y climatización son repetitivos. Dijo que hospitalización y el servicio de Medicina Interna están críticos por la falta de especialistas.

El Tiempo no pudo contactar al director del hospital de Freites, Roberto Rojas.

El drama de los pacientes
El paciente Juan Bellorín, quien estaba recluido en el hospital de Anaco, dijo que tuvo que gastar Bs 100 para sacarles dos copias a los formatos de la historia médica “para que el galeno anotara mis datos”. Mientras Carolina Silva, quien vive en Aragua de Barcelona, contó que en el centro de salud de su municipio no hay ambulancia. “Aquí ocurren accidentes y hay que esperar la ayuda de otros lados”. Agregó que tampoco hay insumos, medicamentos y “hasta las gasas deben comprar los familiares de los enfermos. Los quirófanos no funcionan. Las mujeres que necesitan cesárea las mandan a otros hospitales”.

Reporte gremial

El directivo del Colegio Médico de la zona centro de Anzoátegui, Asdrúbal González, reportó que desde octubre de 2015 el hospital de Cantaura está sin comida para los pacientes y el personal. Señaló que las consultas y las operaciones electivas están paradas .

“Las citas están suspendidas porque los consultorios no tienen agua ni aire acondicionado. Los traumatólogos pasamos consultas, a veces, en el área de lavandería, pero sólo a los pacientes que necesitan botas ortopédicas o tienen dolor”.

Desde hace dos años no realizan operaciones electivas porque los insumos y medicamentos apenas alcanzan para atender las emergencias. El servicio de rayos X (de quirófanos y de afuera) está parado desde hace más de tres años.

Sobre los quirófanos del hospital de Cantaura, dijo que de cuatro sólo funcionan dos, el B y el C. ” De la sala A se robaron el aire acondicionado. El D tiene aire, pero no mesas quirúrgicas”. En este centro los cuatro ascensores tienen más de dos años dañados.

“En la gestión del gobernador Aristóbulo Istúriz anunció que los elevadores habían llegado al puerto de Guanta, pero hasta la fecha el hospital sigue sin ellos”, dijo la diputada Oneida Guaipo.