Presidente chino viaja a Praga y Washington

 REUTERS/David Ryder
REUTERS/David Ryder

El presidente chino, Xi Jinping, partió hoy para una gira por la República Checa y Washington, donde asistirá a la IV Cumbre de Seguridad Nuclear, en medio de tensiones por las actividades nucleares de Corea del Norte.

Xi estará mañana y el martes en la República Checa, el primer presidente chino que hace una visita oficial a esa nación desde que ambos países establecieron lazos diplomáticos hace 67 años.

Se espera que en ese país busque proyectos de cooperación en las áreas de comercio, finanzas, aviación, infraestructura, sanidad, ciencia y cultura, según anunció hoy la cadena de televisión CCTV.

El presidente chino, que se reunirá con su homólogo Milos Zeman, intercambiará además posturas sobre asuntos europeos y promocionará la iniciativa “una franja, una ruta”, que evoca una nueva “Ruta de la Seda”, con la que Pekín pretende construir una red de infraestructuras de Asia a Europa.

La llegada de Xi a Praga se producirá después de que en la víspera varias banderas chinas que ondeaban en la ciudad para darle la bienvenida aparecieran pintadas de negro y cuando se esperan manifestaciones por parte de grupos protibetanos con motivo de su visita.

Tras su paso por Praga, Xi pondrá rumbo a Washington para asistir a la IV Cumbre de Seguridad Nuclear, los días 31 de marzo y 1 de abril, que estudiará la forma de prevenir que las armas nucleares caigan en manos de terroristas y a la que acudirán docenas de líderes mundiales, con la notable ausencia de Rusia, que declinó participar.

Ésta será la segunda cumbre nuclear a la que asiste Xi desde que llegó a la presidencia china hace tres años y su segundo viaje a Estados Unidos en los pasados doce meses, según subrayó el viceministro de Exteriores chino, Li Baodong, en un encuentro con la prensa el pasado jueves.

En ella, Xi “enviará un mensaje firme y positivo” sobre el compromiso de China con la seguridad nuclear, dijo Li, y abogará por “lograr un consenso internacional para hacer frente a amenazas nucleares, lograr cooperación internacional en materia de seguridad nuclear y crear una cultura común al respecto”, apuntó.

El sábado, la Autoridad de Energía Atómica china (AEA) anunció que, por primera vez, Pekín ha reemplazado el núcleo de un reactor de uranio altamente enriquecido por uno de bajo enriquecimiento, por lo que no serviría para una bomba atómica, gracias a la cooperación entre China y EEUU en seguridad nuclear.

Xi se reunirá con su homólogo estadounidense, Barack Obama, el 31 de marzo en Washington, en los márgenes de la cumbre, según informó la Casa Blanca, en el que supondrá el primer encuentro del año entre los líderes de las principales economías mundiales.

Se prevé que las recientes provocaciones de Corea del Norte, que en enero llevó a cabo su cuarta prueba nuclear y lanzó misiles de largo alcance en febrero, ocupen parte de la agenda tanto en la cumbre como durante el encuentro entre Xi y Obama.

Tras varias reuniones con la parte estadounidense, Pekín secundó nuevas sanciones comerciales en el marco del Consejo de Seguridad de la ONU contra Corea del Norte -las más duras hasta el momento al país asiático-, mientras Corea del Sur, EEUU y Japón han decretado medidas unilaterales de forma adicional.

China se opone a estas medidas unilaterales y también a que EEUU despliegue el escudo antimisiles THAAD en Corea del Sur en respuesta a las amenazas de Pyongyang, lo que Pekín sugiere puede ser un pretexto de Washington para aumentar su presencia en la zona.

Xi, aseveró Li, enfatizará en su visita a Washington que el conflicto “debería ser resuelto a través del diálogo y las negociaciones”.

El viceministro confirmó además que Xi y Obama “intercambiarán puntos de vista sobre otros muchos asuntos”, mientras ambos países se acusan mutuamente de militarizar zonas en disputa en el Mar de China Meridional, que Pekín reclama casi en su totalidad, y entre críticas recíprocas en materia de ciberseguridad.

El viceministro chino adelantó que Xi mantendrá reuniones bilaterales con otros líderes, entre ellos el mandatario argentino, Mauricio Macri, el primer encuentro bilateral desde que ocupó la presidencia, según la agencia oficial Télam.

Será la octava vez que Xi visite Estados Unidos y la tercera en calidad de presidente chino, desde su llegada al cargo en 2013. EFE