Los motores de la economía están estancados y se agrava la crisis social

image (1)

 

Cuando analizamos los 14 motores de la economía y sus resultados a casi a tres meses de su creación, nos encontramos que no observamos avances significativos en la serie de propuestas realizadas por el Gobierno en su inicio. Las cuales crearon grandes expectativas en los Venezolanos ante tales anuncios que ofrecían soluciones inmediatas o de corto plazo a las calamidades que VIVIMOS y la dura realidad en que nos encontramos, con crecientes y angustiantes desmejoras en nuestra calidad de vida.

Por Vicente Brito / Presidente de la Red por la defensa al Trabajo, la Propiedad y la Constitución

Hoy es evidente que la crisis social se ha agravado más aun en estos 3 meses desde el inicio de esta estrategia oficial que hasta hoy no ha logrado soluciones, sin poder resolver URGENTEMENTE las múltiples limitaciones y angustias que afectan a los venezolanos. Lo que demuestra que solo se ha buscado ganar tiempo, mientras se continúa sosteniendo el modelo POLITICO-ECONOMICO de control de los medios de producción y de buena parte de la actividad ECONOMICA, por parte del gobierno, que no demuestra intenciones de modificar el modelo responsable y causante de la crisis en que nos encontramos.

Podemos observar las proyecciones de los índices sociales negativos para el cierre de este primer trimestre del 2016, donde se estima que la inflación se acercara al 100%. La canasta alimentaria supera los Bs. 80 mil. Caída creciente y evidente del consumo de alimentos esenciales como: Carne, Pollo, Pescado, Leche, Arroz, Harina de Maíz Precocidad, Margarina y Aceite Vegetal, Harina de Trigo y Pastas Alimenticias, etc. Se observa disminución en el consumo de estos alimentos entre 15% y 25% al compararlo con el 2015 (siendo mayor hasta un 10% en los sectores E y D de la población) ubicándonos entre los 30 países del mundo con preocupante desmejora nutricionales y el tercero del continente Americano.

Nos permitiremos analizar tres de estos motores y sus resultados a la fecha en lo económico y social, lo cual demuestra que las expectativas de soluciones y mejoras no se han cumplido:

1. AGROALIMENTARIO. Lo único observado como prioridad gubernamental para resolver la escasez de alimentos es la siembra y cría en terrenos e inmuebles urbanos, sin verse los resultados en el inicio de estos miles de cultivos y cría de animales anunciados. Los planificadores oficiales no entienden que ser agricultor o criador requiere de amplios conocimientos de esta actividad como lo necesitan un médico o un piloto de avión. Lo cual nos indica que no se obtendrán las miles de toneladas de productos agrícolas y la cantidad de pollos previstos, demostrando improvisación y falta de conocimiento en lo realizado, a la vista están los escasos resultados obtenidos.

Lo preocupante es que las posibilidades reales de aumento de la producción a gran escala de alimentos también anunciada en la segunda semana de Enero (voceros oficiales hablaron de 2.5 millones de hectáreas) no será posible por la falta de tractores y equipos agrícolas, los cuales por la escasez de repuestos y cauchos, no están aptos para alcanzar tal meta. Igual observamos como las granjas avícolas productoras de pollos y huevos han venido reduciéndose por la falta de alimentos para las aves.

La producción de leche alcanza su mínimo histórico de los últimos 70 años desde que se llevan estadísticas oficiales. La producción nacional de carne sigue afectada por la inseguridad, invasiones, controles, las importaciones y la falta de políticas públicas que la estimulen.

La expectativa de siembras de arroz, maíz, sorgo, soya, caña de azúcar, café, caraota, yuca, etc. luce minimizada, así lo demuestra que donde se siembra el mayor número de hectáreas en el país para el ciclo de invierno, que son los llanos occidentales y centrales(Portuguesa, Guárico, Lara, Barinas, Yaracuy, Cojedes) donde se estimaba sembrar más de un millón de hectáreas, a menos de un mes del inicio de estas siembras no se encuentran mecanizadas y acondicionadas ni un 20%, siendo la mayoría de los trabajos realizados por productores privados. Esto nos indica que seguiremos dependiendo de las importaciones que parecen ser prioritarias para los organismos públicos, donde se necesitara importar cientos de millones de dólares para cubrir la baja producción nacional, mientras a los productores no se le facilitaron los recursos solicitados para mejorar el parque de tractores y maquinarias, necesarios para aumentar el número de hectáreas a sembrar. Estas realidades nos demuestran que no se alcanzaran las metas previstas este 2016. Y que volveremos a repetir los esquemas de producción publica de años anteriores (FRACASO ANUNCIADO).

2. CONSTRUCCION. La mayor limitante que tiene el desarrollo inmobiliario en el país es la falta de materiales de construcción. Las empresas productoras de CEMENTO, CABILLAS, COMPONENTES DE ACERO, ALUMINIO, PIEDRA, ARENA, etc. están bajo el control del Gobierno, las empresas privadas que producen o importan materiales eléctricos o de plomería así como cualquier componente para la construcción, se encuentran limitados en su capacidad de producir más al no poder importar para mejorar su capacidad. Por lo cual consideramos que este importante motor económico tendrá profunda limitaciones para alcanzar sus metas por la poca producción y lo más preocupante es que el precio final que pagamos los consumidores es varias veces el controlado por el propio gobierno y evidentemente llevado a esos niveles de 5 y 10 veces de su precio regulado, lo cual incide en la capacidad de compra de las empresas constructoras y el costo final de los adquirientes.

Se tendrán que realizar masivas importaciones como solución a la grave crisis productiva que afecta a estas empresas públicas. No vemos manera con los pocos montos de dólares disponibles como se llevaran a cabo estas importaciones, así como la decreciente capacidad de producción de las empresas públicas productoras de estos esenciales elementos para la construcción. Lo cual nos indica que este motor económico no lograra sus metas. Los números de unidades construidas en el primer trimestre 2016 son menores a las del 2015. Las limitaciones y afectaciones para el importante sector económico como es la construcción, resultan debilitado por la propia situación que tienen las empresas públicas y su caída de producción, lo cual nos indica que este 2016 no se alcanzara ni el 60% del número de metros cuadrados alcanzados en el 2015.

3. NUEVAS EXPORTACIONES. La compleja situación que observamos en los sectores económicos tantos públicos como privados, que afectan su capacidad procesadora y productiva. Son una real limitante para alcanzar metas significativas en lograr mejorar los ingresos en dólares del país aumentando las exportaciones no tradicionales.

Analizando los distintos sectores económicos no será fácil lograr los volúmenes de exportación de la década de los 90 donde estas exportaciones no tradicionales se acercaron a los 10 mil millones de dólares anuales.
Hoy exportamos hierro, bauxita, briquetas de madera de pino. Sin ningún valor agregado lo cual nos ha llevado a la década de los 50, donde se exportaba materia prima sin procesar.

Al analizar los distintos sectores económicos de la nación, todos están minimizados como resultado de la aplicación de un modelo que no ha funcionado y las empresas que eran privadas y pasaron a manos públicas, estas solo han logrado desmejorar su capacidad productiva y nos encontramos con que el resto de las empresas que quedan en manos privadas de los sectores agropecuario, agroindustrial e industrial, sus capacidades productivas están severamente reducidas por las políticas públicas aplicadas de controles de precios, regulaciones, limitantes para importar y excesiva permisología.

Por lo que no observamos ninguna posibilidad real de aumentar significativamente en millones de dólares las nuevas exportaciones para este 2016. Así lo demuestran el bajo volumen de las realizadas en el primer trimestre del 2016 y la disminuida capacidad del sector productivo nacional tanto público como privado.

La única posibilidad que tenemos para obtener ingresos en dólares seria con la activación del turismo internacional aprovechando el crecimiento en la zona del Caribe del flujo de turistas el cual doblo en número en los últimos 3 años.

Es evidente que el principal problema que confronta el gobierno en el desarrollo de estos 14 motores del “arranque económico” son sus propias y equivocadas políticas desarrolladas en los últimos 16 años antagónicas a la posibilidad de mejorar la economía y las condiciones sociales de los venezolanos. Buscaron tener un mayor control de la actividad económica para lograr metas que no solo resultaron inalcanzables sino como resultado se convirtieron en un desastre socio-económico para las familias y su capacidad de consumo de sus elementales necesidades.

Hoy no demuestran interés de corregir los errores cometidos y los graves danos causados a nuestra calidad de vida, lamentablemente lo que observamos es una profundización del modelo, sin darse cuenta o pretendiendo no ver que están desconectados y cada vez más alejados de la manera de pensar y sentir de los venezolanos, aumentando nuestras limitaciones y penurias creando por lo tanto un profundo sentimiento de frustración y molestia en nuestra gente.