Siete claves de la Ley de Bono de Alimentación para Pensionados y Jubilados

 REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
REUTERS/Carlos Garcia Rawlins

La aprobación en segunda discusión de la Ley que le otorgará un bono para alimentos y medicamentos a pensionados y jubilados fue considerada por los adultos mayores como un acto de justicia social, a pesar de que el proyecto no contó en esta oportunidad con el apoyo de los diputados del Bloque de la Patria, quienes salvaron su voto por manifestar sus dudas con respecto al origen de los recursos para cumplir con el pago del beneficio cuyo monto es de 67 unidades tributarias.

El proyecto, que fue aprobado por unanimidad en el seno del parlamento el 11 de febrero, fue sometido a consulta pública durante 40 días —entre el 24 de febrero y el 18 de marzo de 2016— y contó con la participación de más de 2.600 personas del Distrito Capital y diferentes estados del país como Aragua, Miranda, Lara y Vargas.

Durante el proceso, los diputados realizaron talleres y foros para discutir el contenido de la propuesta en las comunidades y recibieron asesoría de especialistas en materia de seguridad social. En el desarrollo de la consulta, la Comisión de Desarrollo Social Integral solicitó reuniones sin éxito con autoridades del Ministerio del Trabajo, el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS), la Oficina Nacional de Presupuesto (Onapre) y el Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (Seniat).

Después de la consulta, y tras las modificaciones realizadas al primer documento aprobado en primera discusión, el proyecto contó con el voto de todos los diputados que integran la instancia legislativa que preside el diputado Miguel Pizarro el pasado 28 de marzo.

1) 1) El monto del beneficio establecido es de 67 unidades tributaria (U.T). Es decir que cada adulto mayor recibirá, junto con el pago de su pensión o jubilación respectiva, un bono de Bs. 11.859, si se considera que el valor de la U.T actual es de Bs.177, luego de que el 11 de febrero de 2016 el Seniat incrementará en 18% su tarifa.

2) 2) El ingreso mensual beneficiará a todas las personas que reciban pensión a través del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS) o algún ente público. Según el artículo 2 del texto, se incluyen a adultos con pensión por vejez, por invalidez, por incapacidad parcial, por sobreviviente y por discapacidad. El bono será recibido por mujeres de igual a mayor de 55 años y hombres de igual o mayor de 60 años que sean jubilados tanto de un ente público como privado.

3) 3) El pago del bono podrá ser en efectivo o por medio de cupones, tickets o tarjetas electrónicas que serán emitidas por empresas especializadas en administración y gestión de beneficios sociales.

Más información en El Pitazo.