Cortes eléctricos vulneran suministro de Hidrolara

0704hidrolara01
Foto: El Impulso

Entre 10 y 15 reportes de caída de tensión por racionamiento eléctrico, sufren a diario las estaciones de rebombeo de la zona metropolitana, comprendida entre los municipios Iribarren y Palavecino. Dicha situación ha vulnerado la distribución de agua potable a gran parte de la población larense y repercute directamente en la operatividad de los equipos electromecánicos, reseñó El Impulso.

Durante los primeros seis días del mes de abril, se han registrado más de 90 horas sin suministro eléctrico en los sistemas de distribución de todo el Estado. De mantenerse este comportamiento, la incidencia superará el promedio de 500 horas mensuales sin electricidad.

Dicha cifra genera preocupación en la hidrológica, considerando que supera con creces la cantidad de horas reportadas en los meses de Enero (162 horas), Febrero (207 horas) y Marzo (162 horas) del año en curso.

El Presidente de Hidrolara, Ingeniero Pedro Sánchez, indicó que las redes de distribución se descompensan al presentarse una falla eléctrica, y por ende su recuperación suele tardar desde dos hasta diez horas, según la magnitud del sistema de rebombeo. No obstante, agregó que las estaciones más importantes de la ciudad de Barquisimeto, como es el caso de Macuto, están fuera de la programación de racionamiento.

“Sin embargo, estamos programando reuniones con Corpoelec a los fines de conocer la nueva proyección de cortes y adecuarla a nuestro sistema de distribución”.

Al consultarle si las interrupciones del servicio eléctrico vulneran la efectividad de los equipos electromecánicos, respondió que comprometen la vida útil de los motores y bombas por su condición de trabajo continuo.

“Tenemos que equipos que fueron ensamblados para funcionar sin interrupciones. Con cada apagón o racionamiento que ocurra constantemente, se van deteriorando los sistemas electromecánicos hasta al punto de quemarlos. En el 2015, se gastaron más de 150 millones de bolívares en la recuperación de motores averiados por estos incidentes. Esperemos que ese gasto no aumente durante el 2016”.

A pesar de las constantes interrupciones del servicio eléctrico, el equipo técnico y operativo de Hidrolara compensará el servicio a las comunidades que están sujetas a una programación definida.