Exportadores de petróleo de Latinoamérica llaman a estabilizar el mercado ante embate de los precios

(foto Reuters)
(foto Reuters)

Delegaciones de los principales exportadores de petróleo de Latinoamérica llamaron el viernes a sus pares de la OPEP y otros grandes productores fuera del grupo a tomar acciones para estabilizar el mercado mundial del crudo.

Reuters

Autoridades de Venezuela, México, Ecuador y Colombia se reunieron en Quito por unas tres horas, buscando una postura uniforme para llevar a un encuentro entre países productores dentro y fuera de la OPEP, que se llevará a cabo el 17 de abril en Doha, Qatar.

“Las delegaciones presentes (…) hacen un llamado a los países productores de petróleo OPEP y no OPEP a tomar las acciones necesarias a fin de estabilizar el mercado petrolero mundial para mejorar los precios”, se lee en la declaración.

Sin embargo, no pudieron lograr un consenso sobre un posible congelamiento de la producción u otras opciones para fortalecer los precios internacionales del crudo.

La caída de los precios del petróleo, de casi un 60 por ciento desde mediados del 2014, ha golpeado fuertemente a la economía de la región, en especial a Venezuela y Ecuador, cuyos Gobiernos han tenido que reducir inversiones y recurrir a un mayor endeudamiento público.

El ministro de Energía de Rusia dijo el viernes que espera que los principales productores mundiales de crudo acuerden un congelamiento del bombeo durante la reunión en Doha, a la que 18 países productores ya confirmaron su asistencia, según Venezuela.

Rusia, Arabia Saudita, Venezuela y Qatar acordaron en febrero congelar la producción a los niveles de enero, pero indicaron que la medida dependía de que otros productores se sumen a la iniciativa.

La presencia de Colombia y México en la reunión de Ecuador despertó interés, pues asomaba la posibilidad de que por primera vez estos países productores de petróleo que no pertenecen a la OPEP también pudieran estar involucrados en un esfuerzo por impulsar los precios del crudo.

Sin embargo, el gobierno de México dijo el viernes que asistió a la reunión en Quito como “observador”, aunque valora los esfuerzos para estabilizar el mercado petrolero internacional.