Gobierno acelera etapa para silenciar medios independientes

Foto: El Impulso
Foto: El Impulso

El Ejecutivo Nacional está ejecutando la etapa superior de su escalada iniciada hace diez años contra los medios de comunicación independientes, con el fin de silenciarlos, reseñó El Impulso.

Por Pacífico Sánchez

De esta forma explica Gregorio Salazar, exsecretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa, el retardo que aplica la Corporación Maneiro en el suministro de insumos a los medios impresos independientes.

El objetivo que se ha trazado el Gobierno de manera muy deliberada y muy maquiavélica es silenciar a esos medios.

La discriminación funciona en todos los ámbitos: Los periodistas lo viven en las fuentes de información oficiales: los medios, en las restricciones al suministro de los insumos y, por supuesto, al Gobierno se le facilita esa labor porque mantiene un control férreo de la economía, lo cual le permite monopolizar y acaparar los materiales que necesitan los diarios.

Esa discriminación se aplica con la política de premio y castigo. Si el medio se doblega, si se hace el ciego, el sordo y el mudo ante la debacle nacional que estamos viviendo, entonces recibe como compensación el papel y otros insumos.

Pero, si el medio es independiente, se le cercenan todos sus derechos, se le restringen los insumos y se le somete a la muerte lenta. Lo estamos viendo cómo los periódicos estándares se convirtieron en tabloides, después de tabloides en semanarios y luego al mundo digital, con el agravante de que no solamente es la falta de papel. Es también que la economía de esos periódicos ha sido socavada como lo ha sido el aparato productivo nacional. ¿Quién puede anunciar e invertir en un país que no produce nada? Lo hacen las grandes empresas por motivo de orden institucional o de defenderse como el caso, por ejemplo, de Industrias Polar. Las demás empresas como no tienen nada que vender, no pueden anunciar.

Por su parte, el periodista y abogado Alberto Jordán Hernández, especialista en la Constitución, coincidió con Salazar en la política de silenciar a los medios independientes, mediante la aplicación de medidas de restricción de insumos.

Señaló que se insulta la memoria de Maneiro, quien fue profesor universitario de periodismo, al utilizar la Corporación para chantajear a los diarios.

Evidentemente, el Ejecutivo Nacional impone a la fuerza la hegemonía comunal. Pidió a la Asamblea Nacional que acelere la discusión y aprobación de las leyes relacionadas con Conatel, la transparencia informativa y la ley de telecomunicaciones.

Carolina James Branger, escritora y articulista de EL IMPULSO, expresó que al negarle el papel a los medios se evidencia una acción de este régimen desde hace muchos años para callarle la boca a los medios independientes.

Al Gobierno no le conviene ningún tipo de crítica y mucho menos en el momento cuando la situación se ha hecho tan terrible y considera que toda información relacionada con los problemas lo que hace es atizar el fuego. Y por eso lo que busca es que los medios cierren.