Gobierno insiste en relacionar muertes violentas con paramilitarismo

AVN
AVN

El Ministro para Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Gustavo González López, ofreció este viernes un balance sobre las acciones tomadas por el Gobierno en materia de seguridad de la nación, al tiempo que vinculó hechos violentos con acciones paramilitares, publica Versión Final.

En transmisión de VTV, el funcionario relacionó los casos de asesinatos del sacerdote Darwin Zambrano, de Jorge González Arreaza, General de la Guardia Nacional Bolivariana, del cuatrista Oscar Briceño y dos taxistas en Sabaneta de Barinas, de Marco Tulio Carrillo, alcalde del municipio La Ceiba del estado Trujillo, así como dos funcionarios policiales asesinados en El Valle y el estado Táchira.

En ese sentido, agregó que hay objetivos políticos desestabilizadores detrás de estos hechos que buscan “generar terror” en la nación.

Por otro lado, el titular del ministerio, detalló que una organización criminal le cegó la vida a Oscar Briceño García, joven promesa de la música venezolana, quien fue secuestrado y degollado, cuando realizaba un servicio de taxi desde Guanare hasta Sabaneta de Barinas.

“Sus victimarios no le quitaron ninguna pertenencia”, aludió al tiempo que indicó que este lamentable hecho se repitió anteriormente con otros dos conductores de estas unidades de transporte público en la misma zona del estado llanero.

Explicó que la primera víctima respondía al nombre de Coromoto Alexander González, quien el pasado 20 de febrero realizó un servicio de taxi desde Guanare a Sabaneta y fue asesinado con una herida cortante alrededor del cuello.

El otro caso, involucró al taxista Oscar Italo Barbarito Rojas, quien también habría realizado una carrera desde Barinas a la población de Sabaneta y fue asesinado de cuatro impactos de bala el pasado 27 de febrero.