Partidos españoles se estancan en negociación y gana terreno nuevos comicios

Foto EFE
Foto EFE

Podemos, tercera fuerza política en el Congreso español, se mostró hoy contrario a facilitar un Ejecutivo formado por socialistas y liberales, aunque anunció una consulta a sus bases, un gesto que las dos formaciones consideran una ruptura de las negociaciones y acerca la posibilidad de nuevas elecciones.

EFE

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, que compareció hoy ante la prensa por primera vez tras la reunión tripartita de ayer, rechazó facilitar un Gobierno socialista-liberal y aseguró que salió del encuentro ayer “muy decepcionado” ya que a “a Podemos le dijeron que ‘no’ a todo”.

Los socialistas necesitan los votos de las dos formaciones emergentes -Podemos y Ciudadanos- para investir a su líder Pedro Sánchez como presidente, ya que solo cuentan con 90 escaños de los 350 que componen el Congreso, mientras que Podemos cuenta con 69 escaños y los Ciudadanos con 40.

El objetivo de la reunión de ayer, promovida por los socialistas, era explorar entre las tres partes un posible acuerdo de Gobierno, pero hoy el portavoz socialista en el Congreso, Antonio Hernando, aseguró que la postura de Iglesias “cierra la puerta” a la negociación.

“Gracias por no intentarlo en absoluto, Pablo”, espetó Hernando a Iglesias, quien a su vez mantuvo su propuesta a los socialistas de formar un Ejecutivo “de cambio” integrado por fuerzas de izquierda y nacionalistas.

La consulta anunciada por Podemos, que los socialistas tachan de “artimaña”, se celebrará entre el 14 y 16 de abril y su resultado se conocerá el 18.

Se formularán dos preguntas: “¿Quieres un gobierno basado en el pacto de Albert Rivera (Ciudadanos) y Pedro Sánchez (socialista)?” y “¿Estás de acuerdo con la propuesta de gobierno de cambio que defiende Podemos?”.

Tanto Iglesias como el resto de la dirección de Podemos avanzaron que votarán “no” a la primera cuestión y “sí” a la segunda, una opción en la que los liberales Ciudadanos quedarían fuera.

Ante este nuevo capítulo de bloqueo de las negociaciones, los socialistas anunciaron que seguirán trabajando para encontrar una solución a falta de Gobierno, mientras que el dirigente liberal José Manuel Villegas emplazó al Partido Popular (PP, en el poder, centroderecha) a que salga del “aislamiento”.

A su juicio, Podemos acudió ayer a la reunión con el objetivo de romper y “sustituir” el acuerdo de Gobierno que firmaron socialistas y liberales en febrero, y no con el objetivo de mejorarlo y negociarlo, como le proponían ambos.

Aunque el PP es el partido más votado (123 escaños), todas las formaciones del Congreso rechazan pactar con él, ya que la imagen de su líder y actual presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, está afectada por varios casos de corrupción y cuatro años de recortes en gasto social.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, señaló hoy que cuando los socialistas admitan que no es posible su acuerdo tripartito, entonces Rajoy intentará un acuerdo con él para evitar nuevas elecciones.

El temor a este nuevo escenario, que ha amagado en varias ocasiones desde que se celebraran las elecciones del pasado 20 de diciembre, se extendió hoy en el Congreso español tras las declaraciones de los líderes políticos.

En el muy improbable caso de que las bases de Podemos optaran el 18 de abril por facilitar un gobierno socialista-liberal, quedaría un margen escaso para explorar este hipotético acuerdo de Gobierno, realizar una posterior ronda de consultas de Felipe VI y que se celebre sesión de investidura antes del 2 de mayo.

Esta es la fecha límite para que se celebren nuevos comicios, cuya fecha sería probablemente el próximo 26 de junio, y que estaría precedida de una nueva campaña electoral.