Sebastiana Barráez: Militares en CVG Alunasa

General Noel Martínez
General Noel Martínez / archivo

 

La periodista de investigación Sebastiana Barráez publica hoy en su columna en el semanario Quinto Día su investigación sobre el nepotismo del general Noel Rafael Martínez Rivero (Guasipati), en la empresa pública Alunasa, y las irregularidades operativas y administrativas que ahí suceden

ALUNASA. Su presidente desde el 17 de marzo 2015 es el general Noel Rafael Martínez Rivero (Guasipati). Esta empresa, con sede en Costa Rica, no se sabe a quién rinde cuentas ni reporta ganancias al Estado Venezolano. Vende toda su producción en dólares y factura más de $4 millones mensuales en venta de productos semi-elaborados y terminados. En la empresa cobran más de 10 familiares del presidente Guasipati: La esposa es Jefa de la Oficina de Desarrollo Social y la hermana no tiene cargo conocido, pero ambas reciben sueldos mensuales de 4.500 dólares. El cuñado es vice-Presidente Ejecutivo ($6 mil). Tres sobrinos del presidente: El auditor Interno ($5 mil), otro es el Gerente de Recursos Humanos (5mil $) y otro Ayudante en el taller de electromecánica ($2.500). Además un sobrino de su esposa es el Jefe de la Oficina de Comunicación y Relaciones Públicas ($4.500), el tío de la esposa del Presidente ($3.500 chofer de uso exclusivo de sus hijas). La cuñada (sin cargo identificado gana $2 mil), la esposa de un sobrino es Asistente Personal ($4 mil). Súmele a ese nepotismo, que por CVG Alunasa cobra $3.500 la esposa del Gerente de Administración, la esposa del jefe de seguridad del Presidente y la esposa del Jefe de Compras (cada una $3.500). Hasta la niñera de la familia estaría en la nómina de CVG Alunasa ($3.500). Además hay 6 militares activos de la Fuerza Armada (5 mil dólares mensuales), alguno cobrando además por Min-Defensa; hay uno que cobra en dólares por CVG Alunasa pero está en Venezuela a dedicación exclusiva de las cosas personales del Presidente.

LUJO. Se han hecho gastos injustificados: Construcción de 11 casas (sin licitación y violando las normas de construcción de Costa Rica, por $1 millón 400 mil), se equiparon ($250 mil), se remodeló la casa del presidente con piscina y cancha de básquet ($80 mil), dos Toyota Prado 2016 ($174 mil), una moto Suzuki Vstrom 2016 ($13.500), construcción de una plaza del Cuartel de la Montaña ($140 mil), se construyó un lujoso gym ($120 mil), una cancha deportiva múltiple ($45 mil), una inmensa piscina ($60 mil). Para el cumpleaños del general Guasipati fue contratado un cantante de Apure y todo su grupo ($30 mil), que hospedaron en un hotel en Punta de Arenas; el cantante fue detenido un rato por migración pues entró a Costa Rica con 10 mil euros. Para el 05 de julio llevaron a otro cantante de música llanera ($20 mil) que estuvo cuatro días cantando en casa del embajador Arias Fuenmayor y luego en la de Guasipati en Esparza. El presidente y su familia viajan en vuelo privado que estaría pagando CVG Alunasa ($14 mil por viaje). El general Martínez, su esposa, el chofer, la niñera y la cuñada, estuvieron a principio de año un mes en Venezuela en asuntos personales. Incluso habrían cobrado viáticos, además del sueldo completo.

EMBARQUES. Los últimos 6 embarques del traslado del aluminio primario que va desde Venezuela a Costa Rica los ha hecho Clover Internacional, contratado por la dirección de Comercio Exterior. Los expedientes de cada embarque están incompletos y nadie puede preguntar por la factura. No se sabe cuánto cobra Clover, ni qué se factura y menos qué se paga. Hay una triangulación que podría ser fraudulenta CVG Venalum – CVG Alunasa – Alutrade S.A.S. (Panamá) – Daluteck (Barranquilla – Colombia). En diciembre 2015, supuestamente salieron 4 mil toneladas métricas de aluminio, desde CVG Venalum para CVG Alunasa, pero a Costa Rica sólo llegaron mil 200 toneladas. En enero 2016, salieron 3.500Tn, pero otra vez sólo llegaron mil 200. CVG Alunasa está exonerada de pagar impuestos, por estar ubicada en un régimen de zona franca, pero pueden sancionarla si Procomer (Promotora de Comercio de Costa Rica, regulador y auditor de las empresas privadas) descubre que CVG Alunasa vende o revende aluminio primario. CVG Alunasa estaría hipotecada. En octubre 2015 habría pedido un préstamo por 2 millones de dólares al Banco Nacional de Costa Rica (BNC) y el 18 de enero 2016 otro millón de dólares al Banco de Costa Rica (BCR). Eso no se consultó ni a la Corporación Nacional del Aluminio, Corporación Venezolana de Guayana ni al Ministerio de Industria y Comercio. Hay una empresa, Corporación Alvenca 2015, creada tres meses después de haber asumido Guasipati la presidencia y se encargó de monopolizar las ventas de CVG Alunasa en Venezuela. En el RNC aparece como primera sede de esa empresa el mismo lugar de Ferremayor (Empresa propiedad de César Díaz director de Comercio Exterior y miembro de la Junta Directiva de CVG Alunasa), luego la cambiaron a la Torre Financiera en Bello Monte. ¿Y el representante legal de la empresa? Un trabajador de muchos años en Ferremayor. Díaz, que tendría avión privado, es quien estaría tras el alquiler a Alunasa de casas en San José; sería quien repara y construye las casas dentro del complejo Alunasa. A la Asociación de empleados (Asealunasa) la empresa Alunasa le debe más de $ un millón de deducciones que le hacen en nómina a los trabajadores.

 

Lea íntegra la columna de Barráez en Quinto Día