El calvario de la familia para repatriar al venezolano hallado muerto en Aruba

arubaVenezolano

15 días han pasado desde que la familia de Jhoemar Vargas de 32 años, supo de su muerte en la playa Baby Beach en San Nicolás, de la Isla de Aruba, y aún no ha podido darle la cristiana sepultura.

Luego de enterarse que el costo para la repatriación costaba alrededor de 5.000 dólares, la familia Vargas se comunicó con la Gobernación del Estado Falcón y recurrió a la Cancillería en la ciudad de Caracas para buscar apoyo, donde afortunadamente consiguieron la ayuda que buscaban y les informaron que para el viernes 08 de abril, el cuerpo de Jhoemar Rafael sería traído a tierra venezolana, pero el avión de carga donde iba a ser trasladado el cuerpo en el ataúd, no estaba apto para el viaje, así lo informó Eliana Ventura, hermana del fallecido.

Más información en El Pitazo.