Enrique Márquez: Cada ley bloqueada por el TSJ es una palada en su propia tumba

SnapShot

El primer vicepresidente de la AN, Enrique Márquez, expresó que sí cree en el diálogo como la salida más sencilla para la crisis que vive el país. Sin embargo, observa que el gobierno no tiene capacidad de rectificación.

“Nunca ha habido una acercamiento gobierno-oposición como para aterrizar en una iniciativa como esta. No puede ser presentada de esta manera”, dijo en Globovisión en referencia a la Comisión de la Verdad.

Aseguró que se trata de “una comisión unilateral sin consulta alguna por parte del presidente, nosotros como oposición no podemos validar un instrumento mal presentado y mal diseñado. El gobierno hizo este invento, invita a Samper y a otras personas cuando ni el propio gobierno sabe para donde quiere ir con este tema. Es una jugada improvisada, unilateral y muy riesgosa para Unasur”.

El diputado aseveró que debe existir un ejercicio de conversación previa para generar una agenda, “lo que no vamos a hacer es ir a un proceso de diálogo para permitirle al gobierno ganar tiempo”.

“No iremos a diálogo para prolongar la agonía de Venezuela, eso requiere una agenda transparente”, indicó.

El diputado por la Unidad lamentó la oportunidad perdida durante estos tres meses. “Tratamos de conversar con la bancada del gobierno lo importante que es la reconciliación y la amnistía política, sin embargo el gobierno pierde la oportunidad de colaborar en la ley, lo que hace es declararla inconstitucional y da un portazo a la posibilidad del diálogo y la paz”.

Dijo que el TSJ está jugando con fuego, debido a que con estas acciones “con cada ley bloqueada está sacando una palada de arena de su tumba política”.

El primer vicepresidente de la AN reiteró que este año habrá referéndum para demostrarle al gobierno que la población está cansada de la inflación y la crisis.

Mencionó que a partir de la hoja de ruta se decidió activar el revocatorio. “Esperamos las planillas y salimos a recorrer el país para recolectar las firmas necesarias para activarlo. Nosotros no estamos pidiendo derrocar a Maduro, estamos pidiendo la posibilidad de hacer una elección en un momento de crisis histórica para el país”.

En relación a las diferencias entre integrantes de la MUD, sostuvo que se encuentran en un proceso de reacomodo interno para lograr lo que el pueblo venezolano está buscando.

No descaró las elecciones de gobernadores, sin embargo enfatizó la prioridad es un cambio de modelo político a través del referéndum. (lapatilla.com)