Jesús Báez: Tachirenses estamos a merced del hampa ante la mirada inerte de las autoridades

Jesús Báez

“A los tachirenses nos embarga un sentimiento de angustia y de histeria colectiva ante la inseguridad que vivimos todos los días: Atracos masivos en cola, grupos armados tipo comando, asesinato a un sacerdote, linchamientos; todo ello nos da a entender que estamos en un punto de quiebre social y que los cuerpos de seguridad han fracasado”, manifestó el diputado del Consejo Legislativo Jesús Báez.

Nota de prensa

Para Báez, coordinador político de Vente Venezuela Táchira, los tachirenses están viviendo momentos muy difíciles porque el hampa se apoderó de las calles ante la mirada inerte y quizás complaciente de las autoridades.

“Los delincuentes no tienen escrúpulo alguno al momento de robar donde y cuando sea. Hemos visto cosas tan tenebrosas como que hayan robado a los bomberos, a funcionarios de Protección Civil en una ambulancia, el asesinato a un sacerdote en un parque, atraco masivo durante un entierro. Además hemos visto cómo la gente con desesperación ha tomado la justicia en sus manos linchando a estos sujetos”.

Alertó que los sociólogos están preocupados porque la sociedad está llegando a un punto de quiebre, debido a que las personas viven en un estado de ansiedad y zozobra al sentirse presos en sus propias casas.

“Salir de la casa y regresar ya es un milagro de Dios, y por obligación debemos guardarnos a las 7:00 de la noche a más tardar a las 8:00, incluso algunas líneas de transporte han dejado de prestar el servicio después de esa hora porque han sido atracados. Además debemos salir prácticamente con lo necesario, documento de identidad y plástico, o el efectivo necesario para movilizarnos. Imposible salir con teléfonos, reloj, zapatos, o algo que sea atractivo para los delincuentes”.

El parlamentario aseguró que el gobierno llevó a la gente a hacer colas para comprar medicinas, alimentos, sacar efectivo e incluso para echar gasolina, y esos escenarios están siendo tomados por el hampa para cometer sus fechorías.

“Sucedió ayer en Palmira cuando llegó un grupo de motorizados a un comercio y le dijo a la agente que se apartaran porque los primeros puestos eran de ellos y cuando la gente se resistió, sacaron armas y amenazaron a los presentes. Pasó también en otros supermercados de la ciudad. Tenemos que estar conscientes que estamos viviendo una anarquía, estamos viviendo a merced del hampa y eso que dicen que éste es el estado más seguro del país”.

El diputado se solidarizó con la familia de Jhonsson Delgado y el grupo de personas que lo acompañaban al sepelio de su suegra, cuando un grupo de delincuentes los sometió a su llegada al cementerio municipal y los robaron.

“Tenemos que levantar nuestra voz de protesta y exigirle a Maduro que renuncie ya por nuestras vidas y el futuro de nuestras generaciones. Tenemos que salir adelante como ciudadanos libres, donde las instituciones funcionen y el hampa no sea quien gobierne sino las leyes e instituciones. El llamado a la colectividad es a organizarse en sus comunidades y buscar alternativas para protegerse”, apuntó.