Marcos Hernández López: La Salida es constitucional

Análisis Integral Hercon Abril 2016 / Evidentemente, la crisis política, económica y social cada día se profundiza en el país. ¿Está usted de acuerdo o en desacuerdo que los venezolanos deben buscar un mecanismo constitucional para salir de la gestión de Nicolás Maduro?

hercon

 

El gobierno, no quiere escuchar y menos mirar lo que está pasando en Venezuela; el desabastecimiento de medicinas, alimentos y repuestos no existe; que el aumento de la criminalidad y la violencia es una mentira, incremento del desempleo. La realidad tan tétrico que deja este fallido proceso  político llamado socialismo del siglo XXI, que se vive actualmente en el país de los tantos sacrificios y tolerancia, son motivos  suficientes para tomar acciones que les permitan al pueblo hacer valer su fuerza constitucional y democrática, y  demostrarle al gobierno que ha llegado el momento histórico de abandonar ese desastre a donde han llevado al país por el sectarismo, la mentira, la mala planificación,  la ineficacia y su psicología inversa.

Las palabras de Savater tienen vigencia extraordinaria en estos tiempos, “una vez que un pueblo toma la decisión de cambiar, no existe fuerza que lo pueda parar”. Todos los estudios de opinión pública reflejaron que la mayoría de los venezolanos quieren cambios, realidad que se conectó con una intención de 74,1% y según la lógica esa motivación no estuvo en su mayoría con una visión de refrendar un proyecto político que da muestra de agotamiento en todos sus niveles.

El camino hacia las pasadas elecciones parlamentarias estuvo lleno de obstáculos, siempre fueron orientados estratégicamente por el propio gobierno articulado al CNE. Esas dificultades no afectaron la posibilidad de unos comicios transparentes, entre las denuncias más graves estaban la negativa a una observación internacional totalmente imparcial y la mirada complaciente de los rectores del CNE ante el ventajismo electoral del gobierno durante toda la campaña electoral.

La popularidad del gobierno de Nicolás Maduro continúa bajando, según nuestras últimas encuestas revelan que más de un 95,0% de los venezolanos consideran que la situación del país va por mal camino, además una amplia mayoría no tiene confianza en que el gobernante pueda resolver los problemas por los que transita Venezuela. El presidente Maduro no se va a someter al revocatorio. Sabe, además, que puede gobernar a su arbitrariedad mediante el control del Poder Judicial, anulando todas las decisiones y acciones de la Asamblea Nacional.

Los nuevos números dejan para el análisis varias lecturas sobre lo que complica la segunda derrota del chavismo en quince años y la primera para el gobierno de Nicolás Maduro que capturo la cantidad de votos más bajos de todas las contiendas que se han realizado en la llamada “revolución bolivariana”. La Mesa de la Unidad Democrática (MUD) superó en más de dos millones de votos al chavismo en las elecciones parlamentarias del domingo 6D de 2015, lo que admite 15,4 puntos porcentuales.

La alianza opositora logró así una significativa mayoría “calificada” de dos tercios con 112 diputados, contra los 55 del chavismo, un triunfo que se reparte entre 13 organizaciones políticas de la treintena que compone esa coalición. Es relevante para este análisis, en las pasadas elecciones presidenciales de 2013, Nicolás Maduro logro 7.587.579, un 50,6 %, de acuerdo datos oficiales, mientras el candidato opositor Henrique Capriles obtuvo 7.363.980 votos, lo que representó el 49,12%, según los resultados publicados por el CNE.

La significación de los resultados del 6D, la MUD obtuvo en las pasadas elecciones legislativas más de 343.000 votos aproximadamente que los que Capriles conquistó en las presidenciales de Abril 2013, mientras que el chavismo perdió casi dos millones de votos respecto a los conseguidos por Maduro. Los sufragios obtenidos por el chavismo en las legislativas son los peores de toda su historia casi invicta en todas sus contiendas electorales. Pareciera que la revolución por sus posturas arrogantes y desconexión con la gente lo que le vienen son continuas derrotas. La maquinaria electoral chavista había asegurado poco antes de las legislativas que contaba con siete millones de ciudadanos que, con su nombre y cédula, habían comprometido su voto con los oficialistas, las famosas listas 1×10… se revelo ese día 6D que la maquinaria roja tiene los motores bien fundidos. Con toda esta realidad numérica y una aguda crisis económica la oposición va con todo para promover la salida del presidente Nicolás Maduro del Gobierno. La Mesa de la Unidad Democrática (MUD) anunció la convocatoria a movilizaciones, enmienda y referendo revocatorio, todos los escenarios serán un desafió para la oposición conociendo la anti lógica del gobierno. En síntesis, Es evidente que los chavistas, con Nicolás Maduro a la cabeza, no están dispuestos a cumplir las leyes y perder el poder central que es un punto de honor para mantener intereses económicos, políticos y exógenos.

Correo: herná[email protected]
Síguenos en Twitter: @Hercon44 / @Herconsultores