Trabajadores de Inparques denuncian presiones para asistir a concentración chavista en Caracas

 

La dirigente sindical Marlene Sifontes. Foto: Prensa Solidaridad/Archivo
La dirigente sindical Marlene Sifontes. Foto: Prensa Solidaridad/Archivo

La dirigente sindical Marlene Sifontes denunció este miércoles que la directiva de Inparques está obligando a los trabajadores de esa dependencia en todo el país a que acudan este jueves a una marcha oficialista en Caracas, bajo la amenaza de perder sus cargos si se niegan a hacerlo.

Nota de prensa Unidad Venezuela

“Los están coaccionando desde la Dirección de Recursos Humanos. Les dicen que su asistencia a la actividad de calle es obligatoria, y que si no les gusta que dejen sus puestos porque, cito textualmente, ‘si laboran para el gobierno se la tienen que calar’, por lo cual muchos se sienten atemorizados de perder su fuente de ingreso”, informó la secretaria de organización del Sindicato Unitario Nacional de Empleados Públicos del Instituto Nacional de Parques (Sunep-Inparques).

“También nos comentaron que en ese chantaje la Dirección de Presupuesto maneja una lista elaborada por el denominado ‘Puesto de Comando’, en detrimento, sobre todo, del ‘personal de nuevo ingreso, que es el más susceptible”, agregó.

“Es un chantaje, una muestra de ‘fascismo puro’ el que están aplicando los jefes que se hacen llamar ‘ecosocialistas’. Ellos están en Inparques, por cierto, de manera accidental, pues más temprano que tarde van a salir por incompetentes, por incapaces y por utilizar la necesidad del pueblo”, reclamó.

La también dirigente de Alianza Laboral – del partido Alianza Bravo Pueblo -, manifestó que el ente gremial había sido notificado de tal postura de la directiva de Inparques a través del pronunciamiento de numerosos trabajadores en redes sociales.

No es cosa de juegos…

“Por ejemplo, en la Dirección Nacional de Inparques notificaron que, mínimo, de ese despacho deben acudir a la marcha 20 personas. Además, con la comparecencia de empleados de las nóminas del interior se van a quedar desprotegidos las áreas naturales, considerando la citación a los guardaparques”, agregó.

“En ese evento deberían participar solo los jefes, quienes, como sabemos, están en sus plazas por un cargo político. ¡Y tanto que criticaron a la ‘IV República’! Lo que se han ganado es el repudio de los trabajadores”, destacó, aclarando que la mayoría de quienes laboran en Inparques – el personal de base – percibe salario mínimo.

“Los trabajadores están molestos. Muchos de los que terminarán acatando la orden tienen el temor de quedarse sin su salario, sin su quincena, sin su bono de alimentación, y todos sabemos lo cara que está la comida. El personal de más trayectoria se muestra más reacio, sosteniendo que ingresó a Inparques no para ir a marchas del gobierno sino para prestar un servicio en la conservación del ambiente”, indicó.

“Sin embargo, así como los venezolanos rechazaron las medidas gubernamentales el pasado 6 de diciembre, al manifestar su repudio, antes de que se efectué la marcha, el pueblo de Inparques ratifica que no está de acuerdo con estos jefes”, reclamó.

La declarante anunció que demandarán la actitud de las autoridades ante las organizaciones de defensa de los derechos humanos tales como Provea – “ante tribunales ´arrodillados´ no podemos intentar recurso alguno” -, y que esta, a su vez, la eleve a consideración de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Asimismo, se reunirán con el directorio del Frente Autónomo en Defensa del Empleo, el Salario y el Sindicato (Fadess).

“A través de la unidad de acción sindical y gremial plasmaremos este chantaje de quienes no son ecosocialistas sino fascistas”, reiteró, finalmente.