Desempleo reinante en Venezuela mata y causa esclavitud infantil

20e7d8a92179d614858060ea18b9c84c_L

Como todos los años el Movimiento Cultural Cristiano, Camino Juvenil Solidario, Fundación Sagrada de la Persona, entre otros colectivos sociales, protestaron pacíficamente en contra de las formas modernas de esclavitud infantil, publica Correo del Caroní.

Negados a llamarle trabajo a lo que no debería ser oficio para niños, los jóvenes representaron en la avenida Manuel Piar de San Félix las diversas formas que adopta la precarización de la infancia en todo el mundo, y en especial en Venezuela.

La actividad es parte de la Campaña por la Justicia en las Relaciones Norte-Sur que lleva más de 30 años denunciando los problemas de la humanidad: hambre, desempleo, esclavitud infantil, guerra, aborto, pena de muerte y terrorismo.

“Denunciamos que no son niños trabajadores, son niños esclavos, niños que están haciendo actividades laborales y por consiguiente actividades económicas y ellos deberían estar estudiando, jugando y ayudando en casa”, expone Jesús Sandoval, militante del Movimiento Cultural Cristiano, una organización de apostolado seglar dentro de la Iglesia Católica que profesa la solidaridad con los más empobrecidos de la tierra.

En honor a Iqbal Masih, el niño pakistaní de 12 años que murió el 16 de abril de 1995 después de haberse fugado de una fábrica de alfombra y denunciar la esclavitud, el Movimiento Cultural Cristiano se hace eco de su mensaje. “Son niños que  están quemando una etapa muy importante en su vida, y con ello la oportunidad de haber vivido su infancia como se debe y tener una personalidad clara”.

En esta entrevista, a propósito de la movilización, Sandoval advierte de las consecuencias de las colas en la familia, el deterioro de la niñez y la existencia de red de extorsión de jóvenes dentro de la ciudad, como el caso de los niños en situación de calle de Alta Vista.

–         ¿Del discurso de Iqbal Masih a hoy, cuánto se ha avanzado?

–         Es un trabajo importante que se está haciendo por el testimonio de este niño que decidió entregar la vida por los niños esclavos. Hemos llenado la ciudad de panfletos con la cara de Masih, explicando el testimonio de su vida y también seguimos pidiendo que este día sea el Día Internacional contra la esclavitud infantil. Desde la iglesia hemos dado paso, luego las organizaciones Unesco y otras instituciones fuertes que puedan afirmar esto, y ya llevamos casi 30 años diciendo esto. Un hecho importantísimo

–         En Venezuela, ¿qué forma ha tomado la esclavitud infantil?

–         Solo salir a las calles de nuestra ciudad y ver a los niños pregoneros, incluyendo los grandes medios de comunicación. En el mismo mercado de Chirica, hoy mismo, veíamos niños vendiendo verduras, vendiendo bolsas. También ahora en el perolero que se pone en el mercado de Chirica,  niños en los semáforos limpiando vidrios. Es decir, en Venezuela tenemos razones fuertes y de fondo para denunciar la esclavitud infantil, como un hecho evidente. Ahora vemos niños ahora bachaqueando (haciendo cola para comprar productos regulados y revenderlos) que es un tema más reciente, haciendo cola. Los niños pueden comprar, y sus padres, es la explotación doméstica. Sus padres se los llevan y eso es una forma de explotación. Un niño cuando deja de estudiar, cuando deja la escuela, es un niño esclavo, porque deja de hacer lo propio de su niñez, para hacer cosas de adultos.

–         ¿Esta es una nueva forma de esclavitud?

–         No, esta es una forma, pero hay también otra. Pero hay otra forma que puedo comentarte: es una red que hemos denunciado, que hay en Alta Vista, de niños piden dinero, que mientras tú y yo estamos hablando están pidiendo dinero, y no lo están haciendo libremente o por necesidad, sino porque hay personas inescrupulosas detrás de esto. Personas que dominan estos niños de la calle, porque son niños de la calle. Están por la clínica La Esperanza.