Planteles se convierten en centro de saqueos de alimentos

ESCUELA CRISTÓBAL COLÓN 28.01 (10)
FOTO REFERENCIAL

A las 6:00 am del lunes 28 de marzo la portera de la escuela Obdulia de Arrioja, ubicada en la comunidad Palo Alto en Los Teques, estado Miranda, abrió la institución para darle la bienvenida a más de 300 niños que regresaban del asueto de Semana Santa. Algunos llegaron bronceados y contaban las anécdotas de sus viajes. La puerta principal de ingreso al plantel es una cerca con alambres de púa, colocados estratégicamente para evitar la entrada de intrusos.

Natalia Matamoros / El Tiempo

Mientras recibía a los muchachos y conversaba con algunos representantes las experiencias de los viajes, la portera notó que al lado derecho de la reja, había un pequeño boquete. Ella estaba segura que no era producto del deterioro de la cerca y antes de que llegara el personal directivo, recorrió los pasillos y salones de la estructura de tres pisos. No observó nada irregular.

El material didáctico estaba completo, las computadoras y pupitres se encontraban en el mismo orden en que fueron dejados cuando se iniciaron las vacaciones.

Sin embargo, cuando caminó hacia el comedor que funciona en un módulo adyacente a las aulas de clases, observó que las ventanas estaban rotas. Abrió la puerta y al acercarse al área de la cocina, no había cubiertos, ni ollas, ni sartenes. Tampoco las bandejas para servir los almuerzos. La bomba reguladora de gas no apareció. La cocina permanece inhabilitada porque la bomba no se consigue en los comercios.

Al lado de la escuela hay una comunidad, conformada por unos 100 vecinos que no notaron la incursión del hampa que con frecuencia visita la institución en búsqueda de productos costosos y que reportan escasez: alimentos, utensilios de cocina y detergentes.

Episodios como el registrado en la Unidad Educativa Obdulia de Arrioja se repiten en otras regiones del país. En cinco colegios de Ciudad Guayana durante el asueto de Semana Santa, los padres y representantes tuvieron que dormir dentro de los planteles para evitar que fuesen saqueados. La Unidad Educativa Josefa Morales de la parroquia Francisco Ochoa del estado Zulia ha sido víctima de saqueos en 30 oportunidades entre 2015 y lo que va de 2016. Según los directivos, en los últimos meses se han llevado la comida y los productos de limpieza.

Para seguir leyendo, pulse aquí.