Ciudad de México declaró alerta de contaminación por segundo día consecutivo

En esta fotografía de archivo del 30 de marzo de 2016, los automóviles avanzan lentamente en el tránsito de la hora pico en la Ciudad de México. Bajo las normas que entraron en vigor el martes 5 de abril de 2016, y con la ciudad encaminándose a un segundo día de un alerta por contaminación, las autoridades ordenaron que el 40% de los automóviles no salgan a la calle el miércoles. La prohibición abarca a 2 millones de vehículos en el área metropolitana, que tiene unos 20 millones de habitantes. (Foto AP/Rebecca Blackwell, archivo)
En esta fotografía de archivo del 30 de marzo de 2016, los automóviles avanzan lentamente en el tránsito de la hora pico en la Ciudad de México. Bajo las normas que entraron en vigor el martes 5 de abril de 2016, y con la ciudad encaminándose a un segundo día de un alerta por contaminación, las autoridades ordenaron que el 40% de los automóviles no salgan a la calle el miércoles. La prohibición abarca a 2 millones de vehículos en el área metropolitana, que tiene unos 20 millones de habitantes. (Foto AP/Rebecca Blackwell, archivo)

La Ciudad de México declaró una alerta por contaminación por segundo día consecutivo, medida que prohibirá para el miércoles la circulación al 40% de los vehículos. AP

Según una normativa que estará vigente hasta junio, una quinta parte de los vehículos de la ciudad deben permanecer parados un día a la semana, el cual se determina por las matrículas de las unidades.

Sin embargo, el martes, el manto de contaminación rebasó 1,5 veces el límite aceptable por segundo día consecutivo, lo que implica que otra quinta parte de los vehículos no deberán ser utilizados el miércoles.

Antes de la aplicación de la normativa el mes pasado, los vehículos de modelos más recientes exentos de la medida que restringe la circulación un día a la semana.

La contaminación del aire se ubica en niveles altos debido a patrones estacionales del clima y al aumento de vehículos en la ciudad.

Las autoridades se han comprometido a someter a los vehículos a nuevas pruebas de emisiones más estrictas.