Alrededor del 26,5% de la fuerza laboral juvenil del país está desempleada

APPfacultadDeHumanidades

“Estoy manejando un taxi porque no encuentro trabajo en mi carrera, que hice con mucho sacrificio”, relató Eduardo Martínez, de 25 años de edad. Se graduó hace dos años de ingeniero en la Universidad Central de Venezuela, casa de estudios en la que tuvo que pasar por los paros de profesores y empleados reclamando mejoras laborales. “Inicié los estudios con muchas expectativas de progreso personal. No quiero perder la esperanza, pero se me cierran las puertas y la situación se hace más difícil cuando vives con tu pareja, que tampoco consigue trabajo, en casa de los suegros”, dijo.

Ana Díaz / El Nacional

Haber egresado de una universidad o de un instituto técnico universitario no es garantía de estabilidad laboral para los jóvenes en estos tiempos. Como es el caso también de Antonio José Bermúdez, de 23 años de edad. Se graduó en el Instituto de Nuevas Profesiones, pero piensa irse a Ecuador donde dos de sus amigos emigraron y consiguieron empleo. “Soy técnico superior en computación y ando buscando desde hace tres años un empleo en el que paguen un buen salario, porque donde he ido me ofrecen un poco más del sueldo mínimo”, dijo.

Estos jóvenes son ejemplos de lo restringido que está el mercado laboral venezolano para quienes ingresan por primera vez. Las últimas cifras sobre la fuerza de trabajo del Instituto Nacional de Estadística corresponden a diciembre de 2015 y reflejan una tasa de desocupación de 14,7% en los jóvenes de 15 a 24 años de edad.

Tomando como base los datos del INE y con estudios en centros de mayor concentración laboral del país, los asesores de las organizaciones sindicales colocan en 26,5% el índice de desempleo en la población joven en edades comprendidas entre 15 y 30 años.

Para seguir leyendo, pulse aquí.