¿Dejará Venezuela de ser un país petrolero? Expertos opinan

 

El racionamiento eléctrico por el que atraviesa Venezuela ha puesto al descubierto el manejo inadecuado de la infraestructura en el sector de producción de energía. La caída de la cota del Guri se ha detenido por el momento y pareciera que las lluvias evitarán una para de la casa de máquinas 2. Sin embargo, el impacto económico del racionamiento sobre el país todavía tiene que ser evaluado pero rondará los 7 millardos de dólares.

Mientras tanto, la producción de petróleo se encuentra en franca caída. Los momentos de altos precios no fueron aprovechados para realizar nuevas inversiones que permitieran mantener y mucho menos aumentar los volúmenes de explotación necesarios para cumplir con la cuota de la OPEP y y las necesidades del país.

Producto de la negligencia gubernamental, aunada a la voracidad fiscal, el país no se encuentra preparado para producir más petróleo al punto de poner en riesgo la capacidad de que Venezuela siga siendo un país petrolero a pesar de contar con las reservas probadas más grandes del planeta.

Vea el análisis de los expertos Nelson Hernández, Alexander Guerrero y José Vicente Carrasquero