Desinversión en educación es “un plomo en el ala” para la prevención en salud

jhonatan-rodriguez-dictando-charla-de-vih-en-colegio

La reducida inversión que el Presupuesto de la Nación tiene destinada a la educación, responde al por qué la salud de los venezolanos ha ido decayendo y sobre todo por qué los planes de prevención en salud ya no existen.

Jhonatan Rodríguez, presidente de la Organización StopVIH con sede en la isla de Margarita, así lo refirió al analizar el contenido de la Ley de Presupuesto de la Nación para este año fiscal y comparativamente en los últimos tres años.

Dijo que entre el 76 y 78% se ha reducido la inversión en educación en función de la inflación, “lo grave es que esta realidad además de afectar la calidad de la enseñanza, la infraestructura y los programas, impacta también la salud porque se esfuma su principio activo que es la prevención”.

Rodríguez recordó que durante cinco años StopVIH junto a su equipo de trabajo especializado tuvo presencia activa en las escuelas de Nueva Esparta con un programa de educación y prevención en VIH y sida, cuya aceptación por parte de los docentes era absoluta ya que además de facilitarles el trabajo con los jóvenes les proporcionaba a ellos mismos herramientas y conocimiento para seguir reforzando el tema, sin embargo la Zona Educativa decidió hace dos años revocar el permiso de las ONG para trabajar en los planteles educativos de la entidad.

Sin educación no hay salud, pues una vida saludable depende en buena parte del conocimiento que tengamos acerca de las enfermedades, los riesgos a los que nos exponemos por desconocer cómo se transmite una infección sexual, “en las escuelas debe nacer esta conciencia y para eso los docentes deben estar preparados, bien remunerados, trabajando en condiciones óptimas, lo cual no es lo que estamos viendo desde el punto de vista presupuestario”, dijo Rodríguez ratificando el alerta que otras organizaciones sociales también han hecho al respecto por el significado que tiene para el desarrollo del país.

En StopVH seguimos adelante con nuestros programas de educación y asesorías en salud, tratando de llegar a las comunidades, a las instituciones públicas que nos dan cabida, a las empresas privadas que reconocen la importancia de apoyar la formación de sus trabajadores, y sabemos que muchos otros también lo hacen, pero estamos claros que sin la voluntad del Estado para generar políticas públicas y sustentarlas.

Np