Diputado Jesús Báez: El gobierno está arrinconando al pueblo

Diputado Jesús Báez recogió el malestar de los tachirenses en actividad realizada en Táriba.
Diputado Jesús Báez recogió el malestar de los tachirenses en actividad realizada en Táriba.

Para el diputado Jesús Báez, coordinador político de Vente en el Táchira, el malestar de la población es generalizado y se llegó a un punto de no retorno, donde la gente está dispuesta a salir a la calle de manera pacífica para manifestar su rechazo a las políticas del gobierno nacional. “La gente no aguanta más el desabastecimiento ni la escasez de alimentos, ni ver cómo se ha deteriorado su calidad de vida”.

Esta impresión la recogió el diputado en actividad efectuada por el equipo de Vente Venezuela Táchira en el municipio Cárdenas, donde pudo hablar con los ciudadanos y obtener de primera mano sus opiniones respecto a la crisis que se vive en cada hogar por la falta de alimentos, asimismo por el racionamiento de la luz y el agua, hechos que trastocan el quehacer diario de los tachirenses.

“El gobierno está presionando a la gente, arrinconándola y llevándola al límite, acabando con su paciencia. Se han buscado muchas salidas constitucionales y poco a poco las han ido cerrando todas, comportándose como el régimen totalitario y anárquico que es. De manera que la gente está a punto de explotar y ninguna acción rebuscada del gobierno va a apaciguar su ánimo para exigir la renuncia de Maduro”.

Justamente, para el parlamentario la salida más expedita es la renuncia del presidente Nicolás maduro, la menos traumática para el pueblo venezolano y la que más rápido llevaría a lograr el país de prosperidad y libertad que quieren todos los ciudadanos.

“Creen que aumentando el sueldo la gente se va a quedar tranquila, cuando ese incremento no alcanza para nada. El cartón de huevos ya ronda los 3 mil bolívares, el kilo de queso más económico está por encima de Bs. 2.500, arroz, harina y azúcar lo venden en mil bolívares el kilo. Y es que hasta el cocosette ya vale 500 bolívares. De manera que ese aumento no satisface la necesidad del pueblo, cuando la canasta alimentaria supera los 150 mil bolívares”.

Báez cuestionó que el gobierno en vez de generar medidas que frenen la inflación para que el aumento salarial represente algo para los venezolanos, en vez de un incremento en todos los bienes y servicios, esté comprando más municiones para reprimir a todo aquel que piensa distinto, al que salga a la calle a mostrar su rechazo y al que exija una salida constitucional.

“No nos explicamos como la compra de armamento y municiones siguen siendo prioridad para el gobierno en vez de atender la crisis de salud o la crisis alimentaria, producto de la destrucción del aparato productivo. Hoy día las empresas están paralizadas por falta de materia prima, ya que el gobierno no liquida divisas a los proveedores internacionales. Por ello, la salida que exige el pueblo es la renuncia de Maduro. Maduro renuncia ya”, apuntó.

Nota de prensa