Enrique Márquez: El Psuv no vuelve a ganar una elección en el país

Sus compañeros de partido (Un Nuevo Tiempo) resaltan entre su principal característica su responsabilidad y seriedad al emitir cualquier pronunciamiento político. Actualmente Enrique Márquez, es el primer vicepresidente de la Asamblea Nacional y dedicó varios minutos en este foro para conversar sobre la situación del país, reseñó El Impulso.

Por Diana Moreno

El espíritu que envolvía su visita al estado Lara se vio empañado por una tragedia, ante el inesperado asesinato del secretario de participación social del partido en la entidad, Germán Mavare; un luchador comunitario a quien le arrebataron sus ilusiones cuando invitaba a sus vecinos en el sector La Carucieña a participar del evento político en el cual Márquez un día después participaría.

Obligó esto a que Enrique Márquez, aún sin querer adelantar ninguna hipótesis, manifestara que este tipo de crímenes son potenciados por el discurso de odio y por la impunidad. Pidió justicia en medio de lo que considera un “sistema judicial mal manejado”.

Asegura que una salida a la situación actual con el cambio del presidente Maduro no le favorecería a la oposición, sino al pueblo, así como el diálogo y el entendimiento. Lamenta profundamente la lista con decenas de jóvenes presos (al igual que el líder del partido que representa Manuel Rosales) cuyo único delito fue protestar. Son 4.000 que se presentan a juicio penal por terrorismo.

¿Inició el proceso de cambio en político el 6 de diciembre pasado?

-Sin duda. Fue un primer paso que no es suficiente. Sin embargo, ese primer paso desnudó la peor cara del gobierno y ese es un avance, porque se quitaron por completo la careta democrática y asumió como lo que es, un gobierno dispuesto a hacer lo que sea por mantenerse en el poder. Este bloqueo a la AN por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) es un desconocimiento a nuestra victoria y un intento desesperado por impedir que cambien las cosas en Venezuela. Hoy en día hay más partidarios del cambio político que el 6 de diciembre.

¿Se ha organizado una propuesta de la oposición ante el bloqueo de decisiones económicas de la AN?

– Nosotros desde la Asamblea no podemos cambiar al país, porque no tenemos competencias para, por ejemplo, derogar el control de cambio, para liberar precios de productos, pero hemos hecho una serie de recomendaciones que son esenciales en la economía. Venezuela no puede seguir con este diferencial cambiario, eso ha ocasionado una fábrica de ricos, fábrica de corrupción en el manejo de los dólares preferenciales, sólo los que están conectados al gobierno lo reciben supuestamente para comprar alimentos. Dimos un voto de censura al ministro de alimentación Rodolfo Marco Torres.

Detectamos sobreprecios de ciento de millones de dólares en la orden de compra de alimentos a dólar preferencial, significa que se están enriqueciendo a costilla de la desgracia del pueblo. Ese decreto de emergencia económica sabíamos que era repetir los mismos errores y caminar por la senda que conduce a lo que hoy vivimos. Cada vez que el Gobierno bloquea una Ley que el pueblo sabe es bien intencionada, ellos sacan una pala de arena de su tumba política.

¿El modelo económico que ustedes plantean es el de la privatización?

-Para nada, nos han intentado estigmatizar pero la oposición no es homogénea, tiene distintas visiones. Mi partido UNT es demócrata social. Primero Justicia es centro humanista, pero hemos coincidido en aspectos claves: no renunciaremos jamás a la búsqueda de la justicia social, eso es parte de nuestro modelo.

No vamos a desconocer los logros en materia social. Nosotros reconocemos que el gobierno avanzó en materia de pensiones, eso lo mantendremos como política y hay planes de democratizarlo aún más. Privilegiamos la propiedad del Estado sobre las empresas básicas que mantienen la economía del país, no privatizaríamos Pdvsa y pondríamos mucho cuidado con el otorgamiento de concesiones. Por la emergencia económica que tiene el fisco nacional, se está entregando el territorio a precio de gallina flaca.

Por otra parte, las empresas torrefactoras de café, los centrales azucareros, todos están en manos del Estado y ¿qué hace eso en manos del Estado? anteriormente habían productos porque estaba en manos de privados. Un error grave del presidente Chávez fue acabar con el sector privado o pretender hacerlo. En resumen, nuestro modelo mantiene la justicia social sin acabar el sector privado de la economía.

A su juicio, ¿Venezuela está a las puertas de un golpe de Estado o de un autogolpe?

-Eso es lo que quiere el gobierno. Yo creo que está a las puertas de un cambio político, lo digo con mucho respeto al sector militar. Los únicos que pueden dar un golpe de Estado son los militares. Eso está en manos de ellos y nosotros no tenemos contacto con el sector militar ni queremos tenerlo para ese fin. Si hay un peligro de un golpe de Estado, no creo que estamos a las puertas, pero sí hay un peligro cierto.

Un gobierno que cierra las puertas a una solución constitucional está buscando que esa olla de presión que es Venezuela explote por algún lugar, y eso puede generar una reacción militar, eso es lo que está buscando o a lo mejor ya la tiene preparada, para intentar como el lobo vestirse de oveja pero disfrazarse y quedarse en el poder a través de un movimiento de este tipo. Por eso estamos advirtiéndolo con tiempo.

Como lo expresaba el constitucionalista José Vicente Haro, las sentencias del TSJ dejan a la AN como un cascarón vacío, que opina usted.

-Es un término muy duro. Yo creo que es un Poder secuestrado, maniatado. Yo diría que es un Poder que está siendo injustamente maltratado por otros poderes y que está dispuesto a dar lo mejor de sí para cambiar a Venezuela.

El último estudio de Venebarómetro detalla que disminuyó la valoración positiva del ente legislativo de 64% a 55%…

-La autocrítica es fundamental para el crecimiento. Yo percibo que hubo o hay un grupo de personas quienes pensaron que la AN podía generar un cambio político con una varita mágica o pensaron que el gobierno iba a aceptar con docilidad la mano dura de la Asamblea, eso no ocurrió.

También pasó por errores nuestros, porque debimos acompañar la política institucional de la Asamblea con una política de calle adecuada, porque la MUD se concentró en la Asamblea. No hubo movilización para respaldar al parlamento y sus iniciativas, eso fue un grave error que cometimos todos, no hay un sólo culpable. Logramos éxitos pero el gobierno puedo bloquear la Asamblea más fácilmente por no exteriorizar el componente del apoyo popular. Esto está en vías de corrección.

¿Qué hará la MUD si el CNE modifica la resolución 2770 dictada en el 2007 que regula el procedimiento del Referendo Revocatorio en cuanto a etapas que no contempla dicha resolución? Una de esas etapas es la impugnación de las firmas por el oficialismo que no existe en la resolución.

-En el 2007 el CNE reguló las convocatorias a referendos y lo hizo, según me lo confesó el rector Vicente Díaz: “Tibisay propuso eso para que no hubiera referendos porque la norma es tan dura que casi lo impide”. La razón fue porque en aquel momento se hablaba mucho de esto contra alcaldes y gobernadores y el CNE no quería tener el trabajo de hacerlo.

Nosotros estamos aceptando esa norma, porque esa norma nos pone a hacer un Referendo entre octubre y noviembre, si el CNE respeta los lapsos, aunque debería ser en agosto o septiembre. Ahora, hay una amenaza, vamos a combatirla con presión social. El gobierno y el CNE tienen que convencerse que la paz de la República está en sus manos sobre todo de Tibisay Lucena, sino en Venezuela puede pasar cualquier cosa porque se estaría cerrando la ruta constitucional. Nosotros estamos negados a la violencia.

Lo de la impugnación de las firmas es un leguyelismo, porque es supuestamente el derecho a la defensa de Nicolás Maduro, pero la Constitución no lo establece. Maduro ejercerá su derecho a la defensa el día del Revocatorio que puede ganarlo por el chantaje al que acostumbran, pero queremos correr ese riesgo porque confiamos en nuestro pueblo.

Vicente Bello es representante de la oposición frente al CNE y pertenece a su mismo partido Un Nuevo Tiempo, ¿qué datos importantes manejan sobre todo en cuanto al posible temor de volver a una “lista Tascón”?.

– La lista Tascón esperamos que no se repita, es responsabilidad de Tibisay Lucena, porque eso causó mucho dolor, muchas familias destruidas y mucha migración. Estamos seguros que no se volverá a producir y que esa etapa está saldada.

Palabras como las de Diosdado Cabello que es el político de menor prestigio en toda Venezuela, nos tienen sin cuidado porque él es el perseguidor, el que carga el mazo para intentar convertirse en la conciencia de Venezuela, cuando es un hombre que ha demostrado no tener la solidez personal como para convertirse en esa conciencia.

Tenemos confianza que no se producirá una lista Tascón y tenemos confianza de eso porque sería catastrófico para Venezuela en estos momentos repetir esos errores. El propio presidente fallecido Hugo Chávez reconoció antes de morir que eso había sido un error.

El diputado oficialista Héctor Breña, aseguró que la MUD debió iniciar el Referendo en enero de este año porque fue cuando se cumplió el período constitucional que inició el presidente fallecido

-Eso es para buscar desprestigiar a la MUD, pero si lo hubiéramos hecho en enero dicen que era en abril. Nosotros estábamos claros e hicimos nuestras consultas y acordamos que era en abril corriendo el riesgo de dos meses, lo hicimos más bien formalmente el 9 de marzo la solicitud formal.

De tal manera que esos dos meses que pasaron fueron a plena conciencia, no fue un descuido o una tontería, son cálculos políticos. Ahora, si hubiéramos podido iniciar en enero ganamos dos meses, pero es como decir si no me hubiera parado a las 5:00 am sino me paro a las 7:00 entonces quien sabe…en Venezuela las cosas no operan así, hay un bloqueo, ahorita lo único que vale no es lo que no hemos hecho sino lo que haremos.

¿No fue un absurdo pedirle la renuncia al presidente Maduro?

-No al contrario, yo creo que es el camino más fácil para Venezuela y no podíamos obviarlo. Nos evita todo este año de problemas. El camino más fácil en realidad era que Maduro entendiera y dijera bueno así como cualquier presidente pierde el parlamento, que iba a rescatar de la crisis al país, pero él no lo hizo y obvió ese camino; a lo mejor se hubiera convertido en líder.

El segundo camino más fácil, si no quiere cambiar, es abrir paso. Y no es un absurdo todavía, porque el puede renunciar en cualquier momento. Yo creo que vale la pena seguir insistiendo en su renuncia hasta el último momento porque le ahorraría a Venezuela momento de sufrimiento tan fuertes, como los que está atravesando.

¿El Referendo es la última carta bajo la manga de la oposición?

– No para nada. Es una carta importante y tiene que ocurrir este año, pero nosotros estamos listos para derrotar al gobierno en una elección regional. Por ejemplo, te aseguro que si estas elecciones se celebraran mañana ganamos en todos los estados, sin excepción. Tenemos otras cartas adicionales, electorales todas. La Constituyente es una de esas cartas, no la optamos de primero porque es muy largo el procedimiento, porque es casi caída y mesa limpia.

No creemos que la constituyente nos reconcilie, no creemos que sea un momento para la Constituyente, pero tenemos partidarios de eso y de hacerlo de una vez, sólo que se hubiera tomado este año y el otro y no hubiera habido tiempo para la reconciliación.

Creemos que la verdadera solución subyace en el entendimiento que podamos tener entre nosotros y no vamos a renunciar a eso a pesar de que me digan iluso o utópico, yo creo que es posible un entendimiento y por eso respeto y respaldo las diligencias que la Iglesia está realizando para propiciar el diálogo entre nosotros. El entendimiento no es para generar cortes de cabeza, sino para generar un gobierno de unidad nacional.

Momentos de la historia

Enrique Márquez, diputado zuliano, en su amplio desempeño en la política ha ocupado el cargo de secretario de organización de Un Nuevo Tiempo a nivel nacional. Respaldaba en aquel momento la candidatura de Manuel Rosales, líder de esta organización actualmente encarcelado.

Como se recordará Rosales, fue el principal adversario de Hugo Chávez en la elección presidencial de 2006, y fue pieza importante para el triunfo opositor en la consulta para la Reforma Constitucional de 2007.

Se le consultó a Márquez, ¿fue necesario todo lo que ha tenido que atravesar Manuel Rosales?

– Mira, Manuel emergió desde el Zulia, ya venía haciendo carrera desde la década de los 90 en el Zulia, en un momento muy crítico para la democracia, luego de un retiro parlamentario en el 2005 tras la derrota del 2004 del revocatorio y emergió junto con Julio Borges y Teodoro Petkoff dando un mensaje distinto.

Fue muy duro inclusive partidos de oposición de mucho prestigio hoy, no lo acompañaron sino hasta una semana antes de la elección y no se montaron en la campaña y Rosales perdió como sabíamos que pasaría y yo lo apoyé porque siempre considero que la única ruta que tiene Venezuela es la electoral, jamás la violencia, el militarismo o el golpe de Estado.

Así fue como fundamos UNT y todavía Rosales es nuestro líder, presidente fundador, forma parte de nuestra directiva nacional. A mi me correspondió ser ahora el presidente del partido y nuestra lucha es por la liberación de hombres honestos como él, Leopoldo López, Antonio Ledezma y miles más.