Pronunciamiento de HRW sobre señalamientos contra defensor de DD.HH. en Venezuela

FranciscoVivancos640
José Migel Vivanco / archivo

 

Human Rights Watch expresa su profunda preocupación por los señalamientos hechos por altas autoridades venezolanas contra el reconocido defensor de derechos humanos Humberto Prado, quien hace años se dedica a documentar y denunciar abusos cometidos en las prisiones venezolanas. El trabajo de Prado y el Observatorio Venezolano de Prisiones que él dirige ha sido una fuente invaluable de información sobre la grave situación de derechos humanos en el país.

En 2009, la Corte Interamericana de Derechos Humanos dictó medidas provisionales ordenando al gobierno de Venezuela que proteja la vida e integridad personal de Prado, y en años siguientes emitió medidas adicionales a favor de otros miembros de su equipo de trabajo. A pesar que estas medidas siguen vigentes, en vez de protegerlo, autoridades gubernamentales se enmarcaron recientemente en una nueva campaña de desprestigio y agresión contra Prado. El gobernador del estado de Aragua, Tarek El Aissami, lo acusó de ser un “pran” – palabra usada en Venezuela para denominar a los líderes de las prisiones que generalmente pertenecen a bandas delictivas – y el ex presidente chavista de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, sostuvo que Prado recibió fondos extranjeros, una actividad que para el Tribunal Supremo de Justicia venezolano podría constituir traición a la patria.

En un contexto donde no existe independencia judicial y la impunidad de los delitos comunes es la regla, este tipo de campañas de desprestigio por altas autoridades exponen gravemente a defensores de derechos humanos y a las víctimas que ellos representan. Es indispensable que el gobierno de Venezuela cese los actos de hostigamiento contra defensores que se dedican a promover y proteger derechos fundamentales en el país.

José Miguel Vivanco
Human Rights Watch