Revocando a Maduro superaremos la crisis, estiman venezolanos

 

Encuesta 2

Para los venezolanos, cada lunes la semana se inicia como terminó la anterior y como ha transcurrido, desde hace bastante tiempo, la cotidianidad del país: en medio de las extensas y estresantes colas para adquirir los cada vez más escasos y costosos alimentos de la dieta básica. Mientras, la necesidad de cambio de gobierno es, en boca del pueblo, un reclamo contundente.

Nota de prensa

“Me desayuno con ‘platanitos’ y con jugo porque no puedo comer de manera decente. Estoy desempleado y la poca plata que consigo es para alimentar a mis dos hijos”, son las palabras que durante la fecha ofreció José Manuel Da Silva, uno de los tantos testimonios dramáticos recabados en Caracas por el equipo de Reporte Unidad Venezuela, en esta ocasión en Altamira, en jurisdicción del municipio Chacao.

En nuestra labor periodística de calle, en contacto cercano con el angustiante devenir, al buscar el testimonio de quienes transitan la situación de supervivencia que devora a todos, este ciudadano parecía otear, con mirada lánguida, por un horizonte muy distinto al presente.

“Hay mucha confrontación entre poderes y eso no es bueno; el gobierno, a través del Tribunal Supremo de Justicia, le tranca la partida a la Asamblea Nacional, y con ello no permite que las leyes que benefician a los venezolanos salgan a flote. Este país está partido en pedazos”, manifestó desde una banca de plaza Francia.

No tuvo pelos en la lengua para calificar como ‘muy mala’ la gestión de Nicolás Maduro y al papel del oficialismo. “Son 17 años engañándonos: ese socialismo que pintaron es pura fantasía. Aquí la mejor salida constitucional es el referendo revocatorio presidencial”, dijo con firmeza.

Muy cerca, en la cola del Metrobús situada en el citado perímetro capitalino, la señora Aida Castillo, una representante de la tercera edad, expresó, cuando fue inquirida, que “no sabía mucho de política”.

“Sin embargo, creo que saliendo de este régimen las cosas cambiarán. Lo ideal sería el revocatorio”, apuntó.

Muchas voces y el mismo clamor

“Lo que está pasando es que la corrupción se tragó a Venezuela”, afirmó, por su parte, Coverly Medina, una mujer oriunda del estado Zulia.

“Los políticos deben tomar conciencia y pensar en la nación, pero también la gente común y corriente debe poner de su parte, pues todos debemos cambiar. Esa es mi forma de pensar y la que le he enseñado a mis hijos”, aseveró.

Para María Tovar, el titular de Miraflores no va a modificar su forma de dirigir la administración pública. “La solución política es que se vaya del gobierno y para ello hay varios mecanismos constitucionales viables. Tenemos el referendo revocatorio pero también contamos con la enmienda”, sugirió.

“Maduro no ha hecho una buena gestión para nada: él no desconoce solo al parlamento sino también a la Carta Magna. Tiene que respetar a la Asamblea porque fue elegida por el soberano, no fue escogida a dedo, y el pueblo, definitivamente, es el que manda”, destacó.

“El Ejecutivo debería sentarse con la oposición en una mesa de discusión seria y estructurar una agenda de puntos en común, en lo económico, en lo social, en lo laboral. Pero, como las puertas del diálogo se encuentran cerradas, debemos ir al revocatorio pues sufrimos una constante zozobra que nos mantiene en el limbo”, fue la opinión de Alexis Pulido.

A su vez, Efraín Gutiérrez enfatizó no estar de acuerdo con la actitud del órgano rector del Derecho. “En muchos países el primer poder es el Legislativo. Y es el pueblo el que decide si va a salir el presidente o no. El Consejo Nacional Electoral no tiene por qué colocar obstáculos si se pretende que el país comience a marchar”, acotó.

En consideración de Néstor Enrique Hurtado, algunos personeros del gobierno – citó, en específico, a la ministra de Relaciones Exteriores, Delcy Rodríguez -, viven en ‘Disneylandia’.

“Yo tengo que venir a las 3 de la mañana, desde los Valles del Tuy, en Miranda, para conseguir algo de comer, y regreso a la casa desmoralizado, con las manos vacías. Menos mal que no tengo niños pequeños”, aludió como un consuelo.

“Hay que revocar a Maduro”, dictaminó tajantemente, tras evaluar el desempeño del jefe de Estado.

“Yo viví, de pequeño, la guerra con Mussolini; luego, ya en Venezuela, con Pérez Jiménez, y puedo decir que esto es lo peor”, señaló un hombre oriundo de Nápoles, Italia, casi octogenario, quien no quiso identificarse.

“Cuando no hay dignidad, no hay orgullo y no hay patriotismo, ningún país puede avanzar”, concluyó el anciano, como mensaje a las nuevas generaciones.