“En Brasil ocurrió una transición pacífica constitucional civil, impulsada por un parlamento legítimo”

Pablo-Medina1

Quien así lo afirma, es el dirigente nacional ex parlamentario Pablo Medina, quien es uno de los promotores de una iniciativa ciudadana de Revocación expedita de mandato presidencial, por fraude constitucional cometido en el acto de juramentación de Nicolás Maduro el 19 de abril de 2013 ante la Asamblea Nacional que presidio Diosdado Cabello, esta posición es una respuesta a lo afirmado por Maduro cuando expresa que en Brasil ocurrió un golpe de estado, por lo que lo reta a que si se violó el orden constitucional con la suspensión de Dilma Rousseff, promueva a través de Ernesto Samper Y Unasur, y su Ministra Delcy Rodríguez, a una reunión extraordinaria de Unasur para desconocer a este gobierno y acordar el aislamiento y las sanciones económicas diplomáticas y políticas invocando la clausula de salvaguarda de democracia de este tratado, de lo contrario es una bravuconada pendenciera, al nuevo gobierno legitimo de Michel Temer, esta reacción huidiza y miedosa, sólo refleja una temeridad ante la solicitud de tramite que le notificó la Asamblea Nacional en fecha 12 de abril de 2016.

Según como expresa Medina: han transcurrido más de un mes y no ha dado respuesta sobre su partida de nacimiento y doble nacionalidad, lo que contrasta con la posición de la destituida mandataria brasileña Dilma Rousseff, quien no llamó a ninguna rebelión cívico militar, no paralizó Petrobras no convocó a ninguna huelga general, ni tampoco chantajeó con no mandarle un galón de gasolina a Venezuela, este cambio constitucional experimentado en Brasil tuvo como locomotora a las cámaras de diputados y senado de este país en donde se ejerció un control político, como una atribución propia de un parlamento, y es lo que esta planteado en nuestro país en este momento con la solicitud que se ha hecho ante el Presidente de su nacionalidad y partida de nacimiento lo cual no constituye ningún aspecto sedicioso, ni golpista, ya que aspiramos que en Venezuela también tengamos un cambio político, constitucional y pacifico donde el parlamento nacional asuma su responsabilidad y revoque el acto de juramentación de Nicolás Maduro el 19 de abril de 2013.

Finaliza Pablo Medina esta entrevista, con la designación del nuevo ministro de Relaciones Exteriores de Brasil José Serra neutralizara las posiciones que han venido asumiendo las cancillerías de Colombia y Ecuador, María Ángela Holguín y Ricardo Patiño, en defensa a ultranza de Maduro y su régimen y quien es un convencido de las violaciones al texto constitucional tendrá la responsabilidad de plantear en todos los foros Unasur, Oea y Celac, la ruptura evidente del orden constitucional en Venezuela, y que el principal acto violatorio e inconstitucional es mantener a un ciudadano que no acredita su partida de nacimiento y aclara su nacionalidad en contravención a los artículos 32, 41, 227 de nuestra Carta Magna, y Comandante en Jefe de nuestras Fuerzas Armadas, por lo que reto a Maduro de que si considera de que es un golpe de estado rompa inmediatamente las relaciones diplomáticas y económicas con Brasil y desconozcan este gobierno o es que quiere encubrir los actos dolosos de la Constructora Odebrecht en el pago de comisiones, el convenio de importaciones de carne y lácteos que promovió Diosdado Cabello y Lula con el Mayor Proveedor de carne del mundo y que se desconoce el contrato respectivo y de las importaciones del equipo anti motines y bombas lacrimógenas que suministraba el gobierno de Dilma Rousseff, para reprimir las protestas en Venezuela, por lo que evidencia además que estamos en la fase final de un gobierno agónico y de los promotores del complot internacional que impusieron a Maduro como presidente a raíz de la muerte de Hugo Chávez.